España, entre los países con acceso más limitado al especialista

Un estudio entre 35 países europeos pone de manifiesto una mejora de resultados en todo el continente
Herramientas
|
11 mar 2016 - 13:00 h
|

España es el cuarto país europeo que más trabas pone para acceder a la consulta de un especialista. Es una de las conclusiones del estudio ‘Euro Health Consumer Index 2015’, que sitúa a España sólo por detrás de Montenegro, Irlanda y Reino Unido. El estudio, elaborado por Health Consumer Powerhouse, trata de analizar el impacto de la crisis económica y de los recortes en los sistemas de salud europeos. Las conclusiones ponen de manifiesto que a pesar de esta realidad los países continúan mejorando sus resultados en salud.

El acceso al médico de atención primaria presenta menos dificultades, aunque nuestro país tampoco se encuentra entre los más aventajados. No es un problema exclusivo. España se sitúa en una posición intermedia a niveles parecidos a estados más desarrollados, como Italia, Francia o Alemania o Suiza.

Estas circunstancia se producen a pesar de las ventajas que presenta el Sistema Nacional de Salud (SNS) en comparación con otros países. España se encuentra entre los mejor posicionados tanto en la facilidad para solicitar una cita online como en el nivel de implantación de la receta electrónica.

Médicos per cápita

Con estos indicadores en la mano, Health Consumer Powerhouse subraya que no existe correlación entre los tiempos de espera para el paciente con el gasto sanitario per cápita, el Producto Interior Bruto, la densidad de la red de atención primaria o el número de médicos por cada 100.000 habitantes. Grecia es el país de la Unión Europea con mayor número de facultativos. Supera los 600 médicos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, el número de consultas por paciente al año se encuentra entre las más bajas. Justo por detrás se sitúan Austria y Noruega. España, en la undécima posición, cuenta en la actualidad con 400 médicos por 100.000 habitantes, una cifra que le coloca por debajo de países como Alemania, Portugal, Suiza, Suecia o Italia. El total de visitas alcanza las siete por persona al año. En países como el galo o el transalpino se encuentra en seis días, mientras que Reino Unido registra cinco al año por paciente. En Alemania, la cifra se dispara a las 10 por persona.

Al igual que la mayoría de países, España mejora sus resultados en salud con respecto al pasado año. Pero a pesar de esta mejora se encuentra en la posición 19 de un ránking —de 35 países—, dominado por Holanda, Suiza y Noruega. Los autores del informe destacan que las organizaciones de pacientes españolas son las más pesimistas en comparación con con el resto de asociaciones nacionales europeas. Otros dos países donde se muestran especialmente críticas son Grecia e Irlanda, dos economías rescatadas por la Unión Europea y que se han visto obligadas a realizar importantes ajustes.

El informe advierte también de que en los países del sur de Europa, la calidad depende de la capacidad que tengan los usuarios de contratar un seguro privado como complemento a la sanidad pública. Sería el caso principalmente de España e Italia, cuyos resultados presentan importantes diferencias en función de la región. Precisamente, en los últimos años los pacientes han venido llamando la atención sobre la falta de equidad y las desigualdades entre las comunidades autónomas.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales