España, uno de los países mejor posicionado en el manejo de trastornos de suelo pélvico

Herramientas
|
01 abr 2016 - 16:00 h
|

En los últimos años, España se ha convertido en referente europeo en el manejo de trastornos y disfunciones del suelo pélvico. Así lo aseguró a GM el secretario general de la Asociación Europea de Urología (EAU) y ponente en la X edición del ‘Post-ICS’, Christopher Chapple.

“A nivel mundial, España es uno de los países con un perfil excelente tanto en urología clínica, como en investigación científica”, explicó, al tiempo que resaltó que, en la actualidad, se están desarrollando muchas técnicas quirúrgicas que se han implantado en Europa antes que en otras partes del mundo.

Durante la X edición del ‘Post-ICS’, principal encuentro de especialistas en urología funcional y uroginecología que tiene lugar anualmente en España y que cuenta con el patrocinio de Astellas Pharma, Chapple destacó la determinación de la presión de fuga abdominal, utilizada “ampliamente” como una medida para tratar la incontinencia urinaria y las deficiencias y controversias en torno a su uso.

Los nuevos avances pasan por atender a las diferentes opciones disponibles ya sean farmacológicas y quirúrgicas. Este problema requiere “una mayor comprensión de la fisiopatología de la incontinencia, tanto si se produce como consecuencia directa o indirecta de la debilidad o disfunción de la vejiga”, aseveró.

Alternativas disponibles

Asimismo, explicó que las opciones disponibles se centran en el uso de un tratamiento conservador: modificar el estilo de vida, controlar la ingesta de líquidos, la fisioterapia, cambios alimenticios, alternativas farmacológicas e, incluso, cirugía. “Se debe recurrir a este planteamiento, ya que es probable que sea eficaz para cualquier paciente”, apostilló.

Además, Chapple hizo hincapié en que el manejo eficaz de los trastornos y disfunciones del suelo pélvico exige un equipo multidisciplinar de trabajo, la comprensión adecuada de los procesos de la enfermedad, el uso correcto de las técnicas urodinámicas y la investigación básica para avanzar en su conocimiento.

Finalmente, el secretario general comentó que la incontinencia urinaria es un problema de salud “muy importante” con una morbilidad “significativa” en la población. Además, conlleva “enormes costes para la sociedad” y el sistema de salud. “Hay que tener en cuenta los costes personales y los económicos que se derivan del absentismo laboral, la pérdida de productividad y la morbilidad médica, de modo que los urólogos tienen un papel importante en el tratamiento de esta patología”, concluyó.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales