Europa aúna esfuerzos para mejorar el uso de los antibióticos

Herramientas
|
12 feb 2016 - 16:00 h
|

Los estados miembro de la Unión Europea han unido sus fuerzas para combatir la resistencia antimicrobiana en el sector sanitario y veterinario. Los ministros de Sanidad y Agricultura han compartido mesa, por primera vez en la historia de la UE, en una reunión ministerial organizada en Amsterdam en el marco de la Presidencia holandesa de la UE. Se trata de un paso más en el enfoque “Una Salud” que marca como crucial la cooperación entre ambos sectores para avanzar ante la amenaza de resistencia antimicrobiana.

No solo representantes de los estados miembro, sino también de Suiza y Noruega, junto con la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan; el comisario de Salud de la Comisión Europea, Vytenis Andriukaitis; y la vicedirectora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Maria Helana Semedo, participaron en la conferencia.

La ministra de Salud de Holanda, Edith Schippers, alertó durante la reunión del riesgo mundial que supone la resistencia antimicrobiana. “Vayamos de las palabras a los hechos. Debemos evitar el escenario, dentro de diez años, en el que nos volvamos a encontrar y tengamos que admitir que hemos fallado”, expuso. Schippers solicitó a las autoridades una mayor atención para prevenir las infecciones y alcanzar un mejor uso de los antibióticos. También resaltó la necesidad de desarrollar nuevos antibióticos y alternativas de tratamiento y mejorar los procedimientos diagnósticos, de manera que los medicamentos pueden prescribirse de la manera más eficiente posible. En este sentido, también consideró que “las posibilidades existentes para la cooperación europea ante las amenazas de salud transfronterizas deben usarse más apropiadamente”.

En el mismo sentido se pronunció también el ministro holandés de Agricultura, Martijn van Dam. “No se trata solo de abordar una estrategia común en las áreas de Sanidad y Agricultura, sino de promover la cooperación entre países individuales. Las bacterias no respetan las fronteras”, apuntó.

Esta conferencia es el preludio de los dos encuentros —uno formal y otro informal— que los ministros de Sanidad y Agricultura de la Unión Europea mantendrán en la primavera. La intención es llegar a conclusiones efectivas con las que hacer frente a las más de 25.000 muertes que cada año tienen lugar en Europa como consecuencia de las resistencias antimicrobianas. Sobre ellas pesan también 1.500 millones de euros en costes evitables, como resultado de los días de hospitalización.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales