Europa, el nicho de mercado para la captación de fondos de investigación

Expertos subrayan la necesidad de ver el gasto farmacéutico en biotecnología como una inversión
Herramientas
|
23 oct 2015 - 16:00 h
|

La investigación y la innovación biomédica en España gozan de buena salud, pero aún debe recorrer un largo camino para convertirse en uno de los referentes del tan ansiado cambio de modelo productivo. Para ello debe buscar vías de captación de fondos en las instituciones europeas como gran reto a futuro que dinamice la investigación biomédica patria.

Esta fue una de las principales conclusiones que se extrajo del desayuno de trabajo ‘Aportaciones de la investigación biomédica en España’ organizado por Celgene y wecare-u. Personalidades de la investigación biomédica en España escucharon atentamente las ponencias de diferentes actores del universo biotecnológico: Emilia Sánchez Chamorro, directora general de Planificación, Investigación y Formación de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Francisco Zaragozá, director del departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Alcalá de Henares; Eduardo López Collazo, director científico de IdiPAZ; o Jordi Martí y José Luis García, director general y director médico de Celgene respectivamente.

Para optimizar la calidad de los servicios de salud, junto con una mejor y más rápida aplicación del conocimiento científico generado en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, así como el cuidado de los pacientes, se debe garantizar la integración de la investigación con la práctica clínica. Así lo expuso Emilia Sánchez Chamorro, quien en su ponencia puso el acento en la creación de institutos de investigación biomédica (IIS), que en estos momentos son 28 (pertenecientes a 10 comunidades autónomas). La comunidad ha seguido también está línea, contando con ocho IIS acreditados, con la que se pretende aumentar la eficiencia en la utilización de los recursos, tanto humanos como materiales, destinados a la investigación, y aumentar la capacidad competitiva y, por tanto, de captación de fondos para la investigación a nivel regional, nacional e internacional. La potencia investigadora de Madrid se materializa en sus 5.886 investigadores y el número de proyectos de investigación activos, que asciende a 2.607 estudios, señaló agregando que hay un total de 341 grupos de investigación biomédica agrupados en áreas de investigación priorizadas.

Para ejemplificar esta evolución, la directora hizo referencia al incremento de plazas acreditadas para formación sanitaria especializada en los hospitales de la comunidad.

Sánchez Chamorro, aludió a su compromiso de “poner en marcha centros de investigación en todos los hospitales de Madrid”. En este escenario, el Plan Estratégico de Subvenciones 2015 de la Consejería de Sanidad persigue la consecución de cuatro grandes objetivos, dirigidos a los ámbitos de actuación prioritarios en sanidad: corporaciones locales, entidades sin ánimo de lucro y colectivos de especial riesgo, así como Profesionales Sanitarios y que, a su vez, se concretan en objetivos específicos por cada línea de subvención, sumando un total de 3 convocatorias y 8 acciones directas, con una dotación de 12,2 millones de euros.

No obstante, identificó como el gran reto de la investigación “la captación de fondos” y puntualizó que “el nicho de mercado está en Europa, no en Madrid, ni en Cataluña”. En ese sentido Eduardo López aseguró que “es evidente que la captación de fondos es más fácil cuando hay un aplicabilidad”, aunque recordó que “el descubrimiento del TAC surgió en un proceso de investigación extremadamente básico”.

Por su parte, José Luis García recalcó la importancia de la investigación biomédica extra muros y recorrió los avances que se han logrado hacia la curación de muchas enfermedades “las oncológicas, los linfomas o la leucemia infantil”. En esta misma línea, se expresó Francisco Zaragozá quien realizó un repaso por los horizontes de curación que producen los nuevos medicamentos, fruto de la investigación biomédica como los anticuerpos monoclonales o los antivirales.

Inversión frente a gasto

De nuevo, García señaló a la investigación biomédica como motor de cambio para el modelo productivo de país y destacó que el gasto farmacéutico en biotecnología es “en realidad una inversión”. Además, aseguró que existen dos tipos de fármacos, “los innovadores y los que fueron innovadores, estos últimos son fundamentales para la sostenibilidad del sistema, pero si se quiere avanzar como sociedad hay que ver cómo hacer sostenible la investigación”. Por eso destacó el papel social de la investigación, “al ofrecer la industria trabajo especializado, evitando así que el talento se vaya del país, generando riqueza en España, beneficiando no solo a las empresas sino a pacientes y sociedad”.

En concreto, Celgene realiza los 30 ensayos clínicos anuales y cuenta en Sevilla con el único centro de investigación traslacional de la compañía fuera de Estados Unidos. Jordi Martí, director general de Celgene España destacó que “la investigación y la innovación son parte de las soluciones y de la sostenibilidad del sistema” y sacó pecho al afirmar que “Celgene dedica el 31 por ciento de sus ingresos a la I+D+i”, un dato muy por encima de la media del sector.

Francisco Zaragozá hizo un pedagógico repaso por la historia de la biomedicina en España y las aportaciones hechas por la investigación en este campo. En concreto, hizo referencia a los antibióticos, los nuevos fármacos de la hepatitis C, la aplicación de la nanotecnología, los anti-artríticos recombinantes, los avances en mieloma múltiple, el control en onco-hematología, la terapia inmuno-oncológica, los nuevos hipocolesterolemiantes y los nuevos horizontes en insuficiencia cardiaca.

De este modo, alabó el papel de la industria que “introduce las nuevos medicamentos en el arsenal terapéutico del Sistema Nacional de Salud (SNS)”. En líneas generales se mostró satisfecho con la investigación y con los estímulos para que las empresas apuesten por este campo como el Plan Profarma. Además, aseguró que “2013, 2014 y el camino de este año están siendo bastante fructíferos en lo que a descubrimientos de nuevas moléculas y medicamentos se refiere”. Zaragozá hizo también hincapié en “la necesidad de que la industria reciba un retorno económico y para eso necesita vender sus productos, porque no hay I+D+i sin dinero que lo soporte”.

Por último, Zaragozá identificó algunos de los problemas a los que se enfrenta la investigación en nuestro país, como la inequidad, la problemática del acceso al mercado y el ‘precio opaco’ “que necesita clarificarse para ser los más objetivos posibles”, concluyó.

Eduardo López quiso destacar el creciente número de Institutos de Investigación Sanitaria (IIS) en España y reconoció como un avance primordial “aunar dos tipos de investigación, la básica y la clínica, en un punto medio que denominamos traslacional”. Esta produce un beneficio evidente en la sincronización y en formular las preguntas adecuadas. “No hablan el mismo idioma, pero sí de lo mismo, por lo que la investigación ha pasado de ser abstracta y gris a ser colorida”. Concluyó con la necesidad de lograr retornos económicos en biomedicina para poder “continuar avanzando en la investigación y la producción de nuevos fármacos”.

Los IIS contribuyen
a aumentar la eficiencia en
la utilización de los recursos
y la capacidad competitiva

La investigación biomédica tiene que verse como motor de cambio para el modelo productivo del país

La investigación
y la innovación son parte
de las soluciones y de la sostenibilidad del SNS

Es necesario seguir
apostando por la colaboración público-privada como arma de futuro

Emilia Sánchez Chamorro,
dtr Consejería Sanidad CAM

Nuestro gran reto en la comunidad dentro de la investigación es la captación de fondos extrapresupuestarios. Sabemos que nuestro nicho de mercado
no está en Madrid
ni en Cataluña sino
en Europa”

Francisco Zaragozá, Dpto Ccias Médicas U. Alcalá de Henares

No hay que lanzar las campanas
al vuelo pero se está investigando bastante. Las colaboraciones entre la industria y los organismos públicos de investigación ya son un hecho que hay que fomentar y ya están dando resultados”

José Luis García,
director médico de Celgene

Nos falta ser suficientemente competitivos, tanto
en público como
en privado para
captar más fondos. Teniendo las personas, la cualificación
y la dinámica de interacción en red sólo se necesitan recursos”

Eduardo López Collazo,
director científico del Idipaz

Los IIS aúnan
dos tipos de investigación: la básica y la clínica en un punto medio, que es la traslacional. Es necesario lograr retornos económicos en biomedicina para continuar avanzando en este campo”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales