Herramientas
|
13 may 2016 - 16:00 h
|

El pasado 4 de mayo, un día después de que el BOE publicara el Real Decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de nuevas elecciones generales, la Fundación FAES entró de lleno en la precampaña electoral con un informe titulado ‘Reflexiones sobre el presente y el futuro del sistema sanitario en España’ que ha sembrado ciertas dudas sobre el programa sanitario con el que el PP concurrirá a las elecciones del 26 de junio. Si bien el documento es un alegato a favor de la reforma sanitaria, algunas de sus conclusiones no concuerdan con las medidas que el partido de Mariano Rajoy defendió en los comicios del 20 de diciembre. El informe considera que “cabe debatir” sobre “la necesidad de incrementar la proporción del PIB que se destina a Sanidad” y califica de “esencial” el retorno del Instituto de Salud Carlos III al ministerio de Sanidad.

La Fundación FAES, presidida por José María Aznar, se autodefine como “un gran laboratorio de ideas” vinculado al PP desde su creación en 1989. Pero FAES no marca la política del PP. Basta con tirar de hemeroteca para ver que la conexión entre ambos no es tan evidente. En el caso de este informe, además, hay otros motivos para pensar que no marcará la política sanitaria del PP, al menos en todos sus aspectos. En primer lugar, aparece firmado por José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad en funciones; y por José María Juárez, asesor del ministerio. Ninguno pertenece al Comité Ejecutivo Nacional del PP y uno de ellos (Juárez) tampoco es del partido.

Diferente visión

Pero la razón más importante está en el alejamiento existente entre la visión que cada uno ofrece sobre la gestión del presupuesto sanitario. Hasta ahora, la tesis del PP, defendida entre otros por su secretario de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, o el ex secretario general de Sanidad Rubén Moreno, es que si crece la economía crecerá el PIB. Por tanto, si la tarta es más grande también crecerá la porción dedicada a gasto sanitario. Cuesta pensar que los populares vayan a abandonar en el programa electoral su idea de que el aumento del presupuesto sanitario debe ir acompañado de un crecimiento económico. Esta tesis está presente en cada una de las actualizaciones del Programa de Estabilidad de España y del Plan Nacional de Reformas enviadas a la Comisión Europea, y es también la que subyace en el propio acuerdo con Farmaindustria. Ni desde el Gobierno ni desde el PP se ha apuntado un cambio en esta dirección, ni se ha trasladado un respaldo al informe de FAES.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales