Fidaxomicina reduce la tasa de recurrencias por CDI y la tasa de mortalidad por todas las causas

Herramientas
|
20 may 2015 - 16:00 h
|

El tratamiento dirigido en primera línea con fidaxomicina en pacientes con infección por Clostridium difficile (CDI) mejora las tasas de recurrencia, la mortalidad por todas las causas e incluso es más coste-efectivo que el tratamiento con antibióticos de amplio espectro como vancomicina o metronidazol. Así ha concluido un estudio que acaba de ser presentado en el 5º Simposio Internacional sobre C.difficile, celebrado en Bled, Eslovenia.

En el estudio, se incluyeron más de 1.450 pacientes de siete hospitales de Reino Unido entre julio de 2012 y julio de 2013. De esta muestra, los 177 pacientes que fueron tratados con fidaxomicina en primera línea durante estos doce meses de evaluación se compararon con una cohorte retrospectiva de pacientes tratados con antibióticos de amplio espectro —vancomicina y metronidazol— durante el periodo de 12 meses justo anterior.

En los dos centros en los que se administró fidaxomicina en primera línea de tratamiento en pacientes diagnosticados con CDI, se observó una reducción en la mortalidad por todas las causas a los 28 días. En el primer centro, la tasa de mortalidad pasó de ser de un18,2 por ciento a un 3,1 por ciento (p<0,001); en el segundo centro, se pasó de un 17,3 a un 6,3 por ciento (p<0,05). La práctica clínica apoya además los datos de los ensayos clínicos de manera clara en cuanto al descenso en la tasa de recurrencias, que pasó de un 12,1 por ciento y un 23,5 por ciento (según centros) con vancomicina y metronidazol a un 3,1 por ciento con fidaxomicina. De cada 50 pacientes tratados, el tratamiento en primera línea con este fármaco comercializado como Dificlir por Astellas evitó entre cinco y diez recurrencias en los dos centros respectivamente.

Además, el uso de fidaxomicina tiene también ventajas sobre el medio ambiente. un subanálisis de este estudio muestra que el tratamiento con este antibiótico dirigido contamina hasta un 20 por ciento menos que los antibióticos de amplio espectro (36,8 por ciento versus 57,6 por ciento). Esta reducción de la contaminación es importante porque ello podría contribuir a una reducción de casos seundarios de esta infección. Las guías de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (Escmid) ya recomienda el uso de fidaxomicina como primera línea de tratamiento en pacientes con DCI y riesgo de recurrencia y en pacientes con CDI severo o no severo.

Twitter
Suplementos y Especiales