Galicia coordina un proyecto europeo para mejorar la adherencia

Empattics está dotado con un presupuesto de 5 millones
Herramientas
|
08 abr 2016 - 16:00 h
|

La coordinación del Proyecto Empattics, cofinanciado por la Comisión Europea en el marco del Programa Horizonte 2020, correrá a cargo de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia.

Sonia Martínez, directora de Salud Pública y gerente de la Agencia de Conocimiento en Salud, explica a GM que se coordina a un consorcio de varias regiones europeas y el objetivo del proyecto es doble. El primero, conseguir mejorar la adherencia a los tratamientos, que es uno de los problemas graves a los que se enfrentan los sistemas sanitarios en la actualidad. Además, no solo tiene una incidencia en la calidad y la salud de aquellas personas que no siguen bien los tratamientos, sino que también implican un mal uso de los recursos cuando se pauta un tratamiento que después no se cumple.

Un segundo objetivo tiene que ver con la manera en la que se va a intentar conseguir esta mejora, que será a través de la compra pública innovadora bajo la modalidad de compra pública comercial, consistente en un concurso para que la Administración Pública se provea de un servicio innovador que no está todavía disponible en el mercado, por lo que se fomenta la innovación dentro de las empresas a través del desarrollo del producto que sale a concurso. En concreto, el comprador público señala cuál es su necesidad no cubierta y lanza un reto al mercado para que sean las empresas las que propongan soluciones y desde la Administración se financia el desarrollo de la misma.

Lo que se espera conseguir es mejorar la adherencia al tratamiento de tres patologías crónicas en una primera fase: diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica e insuficiencia cardiaca. Para ello, se buscan fundamentalmente abordajes multidisciplinares que sean sencillos, eficaces y rápidos y ayuden en diversos aspectos como a detectar al paciente que no cumple el tratamiento, el por qué del incumplimiento y, a partir de ahí, aplicar estrategias que pueden ser tanto para el paciente como para el cuidador, en función de la patología.

En definitiva, la idea es que los servicios de salud se provean, prueben y evalúen nuevas tecnologías y, por otro lado, las compañías que resultan adjudicatarias contarán con financiación para desarrollar esta nueva tecnología, la testarán en el entorno de los servicios de salud y si funciona podrán acabar de desarrollarla y vendérsela a un tercero habiendo tenido ya un cliente de referencia, “lo cual es muy importante para las empresas”, incide Martínez.

Fase temprana

Se trata de un proyecto que está todavía en una fase temprana, en desarrollo y prueba. La ventaja de sacar este tipo de pliegos en un proyecto europeo es que, en las tecnologías que finalmente se prueben, lo harán en entornos de sistemas de salud y de realidades sociodemográficas muy distintas, ya que puede funcionar en una zona por su tipo de población y no en otra, por lo que es algo positivo también para la compañía que lo desarrolle.

Asimismo, esta modalidad de compra pública precomercial también se diferencia de otras modalidades de compra pública convencional en que no hay un único adjudicatario, sino que se establece que tiene que haber varios y cuenta con varias fases que son eliminatorias, por lo que el desembolso de recursos no es tan elevado y pueden presentarse también pequeñas y medianas empresas. Además, previamente, se explicará al mercado la solución que se está buscando.

El hecho de que sea Galicia la región europea que coordine este proyecto —que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros— es “importantísimo” para la directora de Salud Pública, pues se trata del primer proyecto europeo que coordina la región y, además, dentro de la convocatoria de compra pública innovadora del Horizonte 2020, este es el proyecto concedido con un presupuesto más elevado.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales