Galicia dice que 13 centros suministran fármacos a residencias de mayores y facturan según el usuario

Herramientas
|
19 jun 2013 - 15:00 h
|

El secretario general técnico del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Antonio Fernández-Campa, afirmó que 13 de los centros hospitalarios gallegos suministran desde su farmacia medicamentos para 76 centros de residencia de mayores y discapacitados en Galicia, con unas 9.000 plazas, y especificó que la facturación se realiza teniendo en cuenta la situación de los propios usuarios y las limitaciones que se aplican en general en el pago de fármacos.

Así ha contestado preguntado al respecto por la diputada del PSdeG Carmen Acuña en la Comisión 3ª de Economía, Facenda e Orzamentos. Fernández-Campa defendió que esta vía comporta “beneficios” por el menor coste que supone adquirir así los medicamentos.

En concreto, son todos los centros hospitalarios del Sergas salvo el de Burela y O Salnés, los que suministran fármacos a 66 centros de mayores y diez de discapacitados, con cerca de 800 plazas los segundos y más de 8.000 los primeros.

Para facturar estos medicamentos se realiza una valoración mensual de los medicamentos que se suministran a cada paciente y se aplican “los límites de aportación de los usuarios”. En esta fórmula se incluyen los fármacos que se pueden adquirir con una receta médica y los precios son los que recoge el decreto gallego sobre esta materia, ha agregado.

La autora de la pregunta ha criticado en su intervención la “doble desigualdad” para los pensionistas: “según si está más o menos enfermo y según viva en una residencia o en su casa”, puesto que este último caso paga los precios de una farmacia comercial mientras que en el primero se le suministran los fármacos desde el servicio de farmacia hospitalaria.

Por otra parte, Acuña ha recriminado el aumento en el gasto en equipos informáticos en sanidad en un momento de recortes “temerarios” y ha dicho que los propios profesionales hablan de “despilfarro” y “externalización” del mantenimiento y atribuyen a intereses empresariales la situación, que vinculan con el que fue ministro del ramo, José Manuel Romay Beccaría.

Fernández-Campa ha negado que hayan aumentado “los fondos propios” para informática -se emplean también partidas procedentes de la UE- y ha indicado que se destinaban a este fin 35,4 millones en 2008 y son 19,7 en 2013. Además, ha justificado el gasto por la “obsolescencia” de los equipos y la ampliación de la gestión informática. En el Sergas hay 19.000 ordenadores, unas 12.000 impresoras y se gestionan unos 45 millones de correos al año, ha dicho.

Twitter
Suplementos y Especiales