Hacer autocrítica para seguir avanzando

Los expertos afirman que las TIC son el “motor de cambio” y que ayudan a ‘aliviar’ el flujo del pacientes en el SNS
Herramientas
|
15 abr 2016 - 16:00 h
|

Respecto al cambio del sistema, los asistentes reconocieron que hay determinados pasos que se han dado adecuadamente, mientras que otros no han cumplido expectativas. Por ello, recalcaron la importancia de hacer autocrítica.

Así, la directora general de Asistencia Sanitaria del SMS, Mercedes Martínez-Novillo, recalcó que se deben tener en cuenta los recursos con los que cuenta el sistema y que no siempre las actuaciones son las correctas. “No siempre lo hacemos bien, por lo que tenemos que reconocer que ha habido momentos en los que no hemos estado centrados en el paciente”, explicó, añadiendo que la atención que proporcionan los profesionales “generalmente es buena pero falla a nivel organizativo y de coordinación”.

Cuando un paciente abandona la consulta del médico de AP o del especialista sigue siendo paciente. El proceso prosigue pero, a juicio de Martínez-Novillo, es algo que está “mal resuelto” por lo que se debe de propiciar un canal de comunicación para que el ciudadano pueda recibir información y recomendaciones que le sirvan para proseguir con los trámites post-consulta.

En línea con la presidenta, Casimiro Jiménez, subdirector general de Farmacia, se mostró de acuerdo con el mensaje y agregó que es necesario saber hasta dónde se ha llegado, pero también hasta dónde se puede llegar.

Desde la Subdirección General de Farmacia, algunas de las medidas que se están llevando a cabo se centran en planes de investigación para los que se contará “inmediatamente” con los pacientes y planes de acción para promover el uso racional de medicamentos.

Las TIC

Igualmente, se valoró como positiva la llegada de las nuevas tecnologías de la información y comunicación —las llamadas TIC—, ya que representan un “motor de cambio”, como dijo Agulló.

“Debemos aprovecharlas, ya que permiten que un paciente pueda, por ejemplo, realizar una consulta telemática a las 00:00 horas, se hagan interconsultas entre hospitales, etc.”, comentó.

En este sentido, Isabel Tovar, presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región de Murcia, incidió en que además de las TIC, también hay que prestar atención al ya casi abandonado sistema domiciliario y al aspecto sociosanitario. Aparte, aprovechó el foro para resaltar que desde AP y farmacia, “se puede hacer mucho”. Ahora queda llevar la teoría a la práctica.

“Ahora tenemos un universo por descubrir con Internet y las TIC”, destacó Marqués, puntualizando que hay unas 100.000 aplicaciones disponibles relacionadas con la salud y dirigidas a público general. “Hay que alfabetizaz y educar a la población, porque se han publicado varios estudios que avalan que cuanto mejor se gestiona la enfermedad, más se reduce el gasto”, apostilló.

Ahí, Corominas hizo un apunte, resaltando que no se debe obviar que hay un número de ciudadanos a tener en cuenta que no tienen acceso a las TIC y que este colectivo ha de tenerse en consideración.

Con todo, el director de la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia (FFIS), Jesús Ángel Sánchez, mencionó que emplear las TIC puede beneficiar a todos y contribuir a que cada vez “existan más personas que necesiten menos el sistema sanitario”. Hablaba así del concepto de “paciente competente”, un ciudadano con autonomía para gobernar su propia vida.

Antes de terminar, Sánchez enfatizó en la “variabilidad tremenda” que existe cuando se habla de pacientes y precisó que lo mejor que le puede pasar a un paciente es no necesitar a los profesionales, de igual modo que lo mejor que le podría pasar al sistema sería no tener esa ‘avalancha’ constante de usuarios. “Dentro de cinco años deberíamos de contar con más gente que fuese capaz de utilizar mejor los recursos y haber construido una escuela de salud, en la que estaría incluida una escuela de pacientes”, concluyó.

Mª Carmen Fernández, secretaria de la Asociación de Ayuda al Enfermo Renal (Adaer), intervino para recalcar que, dado que es imprescindible la colaboración de todos los agentes, sería positivo que “los poderes públicos se aprovechasen de las asociaciones, ya que tienen especial empeño en ofrecer conocimiento e información a los pacientes”. No obstante, lamentó, existen limitaciones que dificultan que su labor llegue a la sociedad.

Finalmente, a modo de conclusión, Martínez Ros destacó que desde la Consejería tratan de conectar con las asociaciones de pacientes y aseguró que son conscientes de que los cauces de comunicación existentes “se pueden mejorar”. “Todos sumamos, todos juntos tenemos mucho que aportar”, remarcó. Una idea apoyada por Agulló, quien dijo que ha llegado la hora de cambiar las cosas y de que “la participación de los pacientes se vaya regularizando y entendiendo”.

Twitter
Suplementos y Especiales