Hacia una medicina más generalista con atención 24 horas

Rawlins cree que ese es el futuro de los hospitales
Herramientas
|
28 nov 2014 - 16:00 h
|

En medio del debate sobre la troncalidad, Michael Rawlins, presidente de la Real Academia de Medicina de Reino Unido y antiguo director del NICE, presentó, en el marco del 35º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), un informe que destaca la necesidad de virar hacia una asistencia hospitalaria en la que la medicina generalista tenga mucho más peso.

Como señaló Rawlins, en la actualidad existe un 65 por ciento de pacientes mayores de 65 años y un 68 por ciento de los ingresos corresponde a personas con dos más comorbilidades, siempre según datos de su país, por lo que este experto considera imprescindible que, en el futuro, “todos los especialistas combinen su especialidad con la medicina interna”. En su opinión, la formación debería ser dual, un objetivo que parece encajar con lo que propone el RD de Troncalidad.

Pero este no es el único punto que se destaca en este informe sobre los hospitales del futuro, publicado en The Lancet en septiembre de 2013 pero presentado por primera vez en España en este Congreso. Para Rawlins, uno de los retos más importantes es lograr que exista la misma calidad asistencial las 24 horas de los siete días de la semana. Y es que, según estudios reflejados en este documento, existe un 24 por ciento más de mortalidad y un 25 por ciento menos de actividad —sobre todo en lo que se refiere a procedimientos y métodos de diagnóstico— durante el fin de semana.

Para cumplir este objetivo, uno de los más complicados porque requiere un cambio radical en la forma de trabajar, Rawlins señala que debería haber presencia en el hospital tanto de personal sanitario con amplia experiencia como de residentes en formación durante los fines de semana. Además, el informe señala que los laboratorios y los servicios de imagen deberían continuar trabajando a pleno rendimiento también los sábados y los domingos.

Una nueva división

Un cambio tan radical en la manera de trabajar requiere, por supuesto, cambios en las estructuras organizativas de los hospitales, que deberían contar con un jefe de División Médica encargado del contacto directo con la “coordinación clínica” del hospital. Este jefe se encargaría de supervisar el trabajo de todos los médicos del centro y proporcionaría apoyo en el resto de áreas como enfermería o formación de profesionales. Asimismo, debería existir un jefe de residentes, enlace entre estos y el jefe de la División, que se encargaría de coordinar tanto la formación como los horarios y obligaciones de estos profesionales. Además, Rawlins también destacó que, en lugar de pasar por diferentes especialistas, debería existir “un solo médico para cada paciente”.

Ya por último, el ex director del NICE señaló que “el cuidado al paciente no debe realizarse solo en el hospital” y destacó la importancia del cuidado diario, de los servicios de enfermería en el propio domicilio o de la prevención de reingresos hospitalarios. Toda una serie de cambios que requieren, al mismo tiempo, cambios en las tecnologías de la información, la investigación y la propia formación de los médicos.

Con respecto al primer punto, Rawlins enfatizó la importancia de la digitalización de datos de todos los pacientes para una interoperabilidad real que, en su opinión, es “esencial”. En cuanto a la formación, el documento resalta que es importante la mejora del desarrollo de módulos de enseñanza en medicina interna, así como la promoción de esta especialidad para situarla en el lugar que le corresponde, ya que es “tan importante como las demás”. Por último, se debería nombrar a un director de Investigación en cada centro, encargado de que tantos los residentes como los profesionales con una experiencia más dilatada tengan tiempo para investigar.

El cuidado del paciente,
tan importante como el tratamiento farmacológico.

Un modelo asistencial basado en una nueva división médica con un profesional al frente en contacto directo con la coordinación clínica del centro, que trabajaría las 24 horas de los siete días de la semana.

Orientación generalista en
la formación de profesionales.

Integración de los hospitales en la comunidad.

Cambios en las nuevas tecnologías, la formación y
la investigación.

Twitter
Suplementos y Especiales