La actividad investigadora de Lilly en España fue merecedora del Fundamed & wecare-u

Comenzó la realización de I+D en nuestro país en 1984, y desde entonces esta actividad no ha parado de crecer
Herramientas
|
06 jun 2014 - 16:00 h
|

La multinacional norteamericana Lilly es una de esas compañías que han apostado fuerte por la investigación y el desarrollo de novedades terapéuticas, una apuesta en la que España ha cobrado una importancia vital en los últimos años. De ahí que el jurado de los Premios Fundamed & wecare-u se decantara por ella a la hora de seleccionar a la compañía más destacada en el apartado de la I+D+i.

A nivel mundial, invierte anualmente en investigación y desarrollo más del 24 por ciento de los ingresos de su facturación. Concretamente, en 2013 ascendió a 5.531,30 millones de dólares, un 5 por ciento más que en el ejercicio anterior. Para ello, dispone de ocho centros de I+D (Australia, Canadá, China, Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Singapur y España) y más de 7.000 empleados dedicados a esta labor, aproximadamente el 18 por ciento de su plantilla. Como resultado, cuenta en estos momentos con un pipeline prometedor, compuesto por un total de 60 fármacos: 24 moléculas en fase I, 24 en fase II, ocho en fase III, y tres moléculas en fase de aprobación por las autoridades regulatorias, así como una nueva indicación también en proceso de autorización.

En lo que respecta a su apuesta por España, la compañía comenzó a investigar aquí en 1984 con algunos proyectos de investigación preclínica. Aunque en realidad fue en 2002 cuando inauguró el Centro de Investigación en Química Médica (con más de 7.200 metros cuadrados y 100 científicos), que es el más importante del sector en nuestro país. Asimismo, en 2009 inauguró el Laboratorio Europeo de Bioquímica y Biología Molecular, que completa al primero. Ambos están en Alcobendas. Junto a estas instalaciones, Lilly cuenta con su única planta global para el suministro de productos secos orales (comprimidos y cápsulas) a todo el mundo excepto al mercado estadounidense. Además, a partir de este año, Lilly España ampliará su actividad con la producción de parenterales.

De esta forma, Lilly es una de las pocas compañías que cubren todo el proceso de desarrollo de un fármaco en España, lo que le ha valido con la calificación de ‘Excelente’, según el Plan Profarma, que depende del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

En cuanto a la inversión realizada, cabe destacar que Lilly España destinó 37,1 millones de euros a I+D en 2013, casi el 15 por ciento de las ventas, y en los últimos seis años su inversión ha superado los 250 millones de euros. Además, el 17 por ciento de su plantilla se dedica a la actividad investigadora.

Teniendo en cuenta todos estos méritos, no es de extrañar que el jurado de los Fundamed & wecare-u optara por la filial española de Lilly, capitaneada por Javier Ellena, como merecedora del galardón a la I+D+i, el cual fue entregado por el vicepresidente del Consejo Asesor de Sanidad, Julio Sánchez Fierro.

El encargado de recoger el galardón fue el presidente de Lilly España, que agradeció a la organización y al jurado este gesto con la compañía. Sobre todo, Ellena quiso poner el énfasis en el momento tan “oportuno” en el que llega este reconocimiento. “Justo cumplimos 30 años desde que iniciamos los primeros esfuerzos en la realización de investigación básica en España. Nuestros centros y nuestra actividad aquí no ha parado de crecer, como tampoco lo han hecho nuestras inversiones, nuestra plantilla y el número de proyectos que desarrollamos”, subrayó.

Gracias a esta labor, comandada por un equipo de científicos para el que Ellena solo tuvo palabras de agradecimiento, se han descubierto dos nuevas moléculas en Alcobendas, que están en fase III. “Y una de ellas para la metástasis cerebral, que a día de hoy no tiene tratamiento”, explicó Ellena.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales