La determinación de RAS en Calgb no aclara el orden de tratamientos

Herramientas
|
30 sep 2014 - 16:00 h
|

Añadir la determinación RAS en pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRm) en el estudio Calgb no ha cambiado las conclusiones presentadas en junio de este año en ASCO, de manera que la hipótesis generada a raíz de estudios como el Prime, el Crystal o el Fire-3 (la optimización de resultados de supervivencia libre de progresión y supervivencia global en pacientes con CCRm en tratamiento en primera línea con un antiEGFR como cetuximab) no se confirma. Unos resultados negativos, pero que Ramón Salazar, del Instituto Catalán de Oncología (ICO) ha querido desdramatizar ya que, como asegura, “la buena noticia es que en ambos brazos de tratamiento —cetuximab más folfox o folfiri y bevacizumab más folfox o folfiri— la supervivencia global supera los treinta meses”. Unos resultados que hace unos años, sin anticuerpos monoclonales, era impensable.

Además, Salazar también ha querido dejar claro que “la medicina de precisión en CCRm no se acaba en la determinación RAS” y ha señalado la presentación, tambien durante el 39º Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), de nuevos subtipos moleculares por expresión génica que podrían mejorar la estratificación de estos pacientes en el futuro y, así, su mayor o menor respuesta a tratamientos. Asimismo, Salazar se ha referido a la confoirmación de resultados del ESMO GI, celebrado en Barcelona, sobre TAST102 y regorafenib. Esta primera molécula, estudiada en cáncer de colon resistente a todos los tratamientos previos, incluso regorafenib, ha demostrado un beneficio de supervivencia frente a placebo con una hazard ratio = 0,6. El problema, apunta Salazar, es que son pacientes con mal pronóstico, por lo que “en términos absolutos, el beneficio es menor”. En cuanto a regorafenib, un estudio asiático ha confirmado la eficacia del estudio Correct, que validó la eficacia de regorafenib en tercera o cuarta línea de cáncer de colon.

En cáncer escamoso de boca, Juan José Grau, miembro del Comité Científico de cáncer de cabeza y cuello de ESMO 2014 y oncólogo del Clínic de Barcelona, ha desacado el papel de afatinib como tratamiento en segunda línea para estos pacientes que han fracasado a la terapia en combinación con cisplatino y cetuximab. Si bien la SG no es significativa, la SLP ha demostrado aumentar de 1,7 a 2,6 meses. En cáncer escamoso de garganta, Grau ha informado de un aumento de este tipo de casos provocados por el virus del papiloma humano (VPH), si bien nuestro país todavía se mantiene entre un 6 y un 10 por ciento de casos. la buena noticia es que estoa pacientes responden mejor al tratamiento con quimioetrapia y radioterapia que aquellos con este tipo de cáncer provocado por el consumo de tabaco y alcohol. Además, Grau ha anunciado la investigacion existente en torno a dos grupos de nuevas vacunas en este tipo de tumor.

También este profesional ha señalado los estudios de prolongación de la supervivencia en carcinoma diferenciado de tiroides y la evaluación de nuevos fármacos en carcinoma medular de tiroides. En concreto, Grau ha destacado los estudios con vandetanib, fármaco que ha obtenido un 30 por ciento de respuestas parciales y un 30 por ciento de pacientes con enfermedad estable en un estadío ya muy avanzado. En cuanto a la SLP, Grau apunta a un aumento de entre 17 y 20 meses; en SG, todavía no hay datos porque continua el seguimiento, lo cual significa que la cifra “podría superar los tres años”, destaca.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales