La dieta mediterránea es beneficiosa para prevenir los tumores triple-negativos en cáncer de mama

Herramientas
|
02 sep 2014 - 15:00 h
|

A pesar de que han sido muchos los estudios que se han realizado hasta el momento sobre la influencia de la dieta mediterránea en la prevención/aparición de enfermedades, es ahora cuando se demuestra que es beneficiosa para prevenir el cáncer de mama, en especial para los tumores triple-negativos.

Así lo ha asegurado Marina Pollán, epidemióloga del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y autora principal del estudio EpiGEICAM —financiado por la Asociación Contra el Cáncer (AECC) y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam)—. Gracias a este trabajo se puede asegurar que la dieta mediterránea tiene un importante efecto protector ante la aparición del cáncer de mama.

Esta investigación analiza la relación entre los patrones alimenticios y el desarrollo de esta patología. Para llevarla a cabo, se contó con la colaboración de más de 2.000 mujeres en edades pre y post menopáusica —1.017 diagnosticadas con esta enfermedad y 1.017 que ejercieron de grupo control—.

Así, se identificaron tres tipos de dieta: occidental —alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y bajo consumo de cereales—, prudente —productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos— y mediterránea —pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas, aceite y bajo consumo de zumos y bebidas calóricas— y se analizó de cómo influía el patrón alimenticio en cada una de las participantes.

Es decir, “las mujeres que tienen un consumo de alimentos más mediterráneo, desarrollan menos cáncer de mama”, indica Pollán. Por tipo de tumor, lo más interesante de este estudio, prosigue, es que en relación con la dieta occidental no hemos encontrado diferencias pero en el patrón mediterráneo se ha encontrado un fenómeno curioso: el efecto protector era mucho mayor en los tumores triple-negativos, que son los más agresivos.

Twitter
Suplementos y Especiales