La formación a clínicos y pacientes es el hándicap más urgente

Los medicamentos genéricos sufrieron ciertos estigmas provocados por falta de información que imposibilitaron su desarrollo en el mercado
Herramientas
|
29 nov 2013 - 16:00 h
|

Hace más de quince años los medicamentos genéricos aparecieron en el mercado farmacéutico. La ausencia de una apuesta decidida por los eslabones de la cadena sanitaria, que se tradujese en información y formación ante un nuevo producto, retrasó los beneficios clínicos y de sostenibilidad que suponen hoy en día al sistema sanitario. Hoy la historia vuelve a repetirse y los medicamentos biosimilares vuelven a vivir entre ciertos estigmas que ya sufrieron los genéricos.

Ante este problema, la implicación de la administración, los médicos y los pacientes es fundamental. “Los formación al paciente tiene que llegar desde la administración y el facultativo”, resumió Gracia Espuelas, directora del departamento de Farmacia de Sandoz. En este sentido, Encarnación Cruz, subdirectora de Compras de Farmacia de la Consejería de Sanidad de Madrid, reconoció el papel fundamental que debe desempeñar la administración en esta tarea. “Al médico es más fácil informarle sobre la seguridad y eficacia de los biosimilares porque tienen a su disposición los requisitos que exigen las autoridades europeas y sus informes sobre las nuevas aprobaciones, pero es cierto que al paciente es difícil llegar con un estudio; se necesita una campaña decidida de información y formación”, apuntó Cruz.

De hecho, Hernán Cortés, jefe de servicio de Oncología en el Hospital 12 de Octubre, aseguró que suele abogar “por la molécula original”. Sin embargo, reconoció que “hay que enseñar a los prescriptores las ventajas de estos fármacos para que puedan recetarlos sin recelo”. Por su parte, Jesús Honorato, catedrático de Farmacología de la Universidad de Navarra, alertó de no tropezar dos veces con una piedra similar. “No deberíamos caer en el mismo error que se cometió con el genérico; éstos se vieron como una imposición y hay que trabajaren la educación de todos para que no vuelva a ocurrir con el biosimilar”. En este sentido, Cruz aseguró que “existen medios al alcance de la administración” para emprender una campaña de formación y concienciación sobre el buen uso de los biosimilares.

Los cuatro expertos coincidieron en que ya se ha perdido mucho tiempo en la tarea de formación e información a todos los integrantes de la cadena sanitaria y que hoy ya se vive una situación a contrarreloj. “La tarea educadora es la que crea conciencia, tanto con su enfermedad como con los recursos que existen; si a esto le añadimos la confianza que da un medicamento que ha sido garantizado por la agencia europea y avalado por el médico que lo prescribe, estamos cerca del objetivo”, resumió Espuelas. En este sentido, Cruz remarcó que el desprestigio inducido “de los que reman en contra” debe ser atajado cuanto antes con formación para que los biosimilares se abran paso definitivamente.

Twitter
Suplementos y Especiales