La gran industria ha perdido 180.000 empleos desde 2007

AstraZeneca, Pfizer y MSD fueron las compañías con más despidos en sus filas

Novartis solo ha perdido un 6% de su plantilla y es la firma con más empleados

Herramientas
|
18 may 2012 - 19:00 h
|

Las grandes compañías de la industria farmacéutica son, además de las encargadas de cubrir las necesidades terapéuticas de los pacientes, una gran fuente de creación de riqueza y generación de empleo. Según estimaciones realizadas por EG en base a los datos publicados por la consultora IMAP en su Global Pharma & Biotech M&A Report 2012, los gigantes del sector contaban (a 31 de diciembre de 2011) con un ejército de 1.113.000 profesionales en todo el mundo, una cifra muy significativa, y que podría serlo aún más si no se hubieran perdido más de 180.000 empleos desde 2007, un 14 por ciento de media.

Entre las compañías con más despidos en sus filas están AstraZeneca, que ha prescindido de unos 27.000 trabajadores entre 2007 y 2011, aproximadamente el 32 por ciento de su plantilla, hasta quedarse con unos 57.200; Pfizer, que se ha visto obligada a desprenderse de unos 42.000 profesionales en este mismo periodo, un 29 por ciento del total, para dejar su staff en 103.700 trabajadores; y MSD, que dispone de un equipo de 86.000 personas tras prescindir de unas 29.000 en los últimos cuatro años.

Del otro lado quedan grandes corporaciones como Novartis o Sanofi, que han capeado mejor el temporal y no han tenido que tirar tanto de tijeras. La primera es la farmacéutica con más empleados en todo el mundo (123.700) y ha recortado su plantilla en 8.000 empleados desde 2007, un 6 por ciento. Por su parte, Sanofi presume del menor ratio de destrucción de empleo en este periodo, un 4 por ciento, ya que solo ha despedido a unos 4.500 trabajadores.

¿Qué paso en 2011?

Concretamente, 2011 fue un año en el que la actividad fue intensa en el área de recursos humanos, según el informe de IMAP. A este respecto, destaca el ajuste realizado por MSD en el tercer trimestre del año. En este caso, la integración del negocio de Shering Plough, adquisición realizada en 2009, y la obligada reducción de costes derivada de la expiración anticipada de Singulair se tradujo en unos 12.000-13.000 despidos, de los que quedó excluida la rama de I+D.

Por su parte, Pfizer decidió prescindir de unos 4.220 profesionales, principalmente en Estados Unidos y Europa, debido a un reajuste de sus prioridades en I+D, a la presión sobre los precios, así como a la necesidad de completar el acoplamiento del negocio de Wyeth, compañía que absorbió en 2009.

El tercer mayor ajuste del año lo realizó Novartis, que en el cuarto trimestre del año decidió despedir a unos 2.000 trabajadores de las áreas de fabricación e I+D en Europa y Estados Unidos, ya que la compañía ha decidido trasladar parte de sus instalaciones a Asia.

Entre los motivos esgrimidos por las compañías para llevar a cabo recortes de personal están también los fracasos relacionados con el desarrollo de moléculas en fase clínica. Así, Abbott tuvo que despedir a unos 1.900 trabajadores por este motivo en el primer trimestre de 2011. En el caso de AstraZeneca fueron más de 1.500.

Con la ampliación de la cobertura sanitaria, de la que ya disfrutan unos 1.280 millones de personas, el mercado chino se ha convertido en un caramelo para el sector. Allí creció a un ritmo del 22 por ciento en 2010, según el informe de IMAP, por lo que la presencia de las compañías multinacionales va en aumento. Johnson & Johnson, que se está planteando “muy seriamente” acometer nuevas adquisiciones en China, según una información de Bloomberg, ya anunció la compra de Guangzhou, empresa especializada en el desarrollo de dispositivos médicos, este mismo mes.

En 2011 fue Novartis la que se hizo con la compañía china Tiayuan Bio-Pharmaceutical para entrar en el segmento de las vacunas; Sanofi adquirió BMP Sunstone en 2010 para hacerse fuerte en el área de los MP; y Pfizer, que ha participado en la creación de una nueva firma en el área de consumer health junto con la Zhejiang Hisun, ya ha anunciado que prepara nuevas adquisiciones, según International Bussines Times.

En lo que respecta al empleo, GSK realizó 700 contrataciones en 2011 para mejorar su red comercial y Abbott creará 300 puestos de trabajo de cara a 2013 debido a la ampliación de su planta de fabricación en Jiaxing. Bayer, por su parte, ha invertido mil millones de euros en aumentar la producción en su división de Material Science.

Twitter
Suplementos y Especiales