“La hepatitis C es una cuestión de Estado y como tal hay que resolverla”

Rocío Mosquera Consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia
Herramientas
|
20 feb 2015 - 16:00 h
|

Con un año por delante para atar cabos sueltos, Rocío Mosquera hace balance de los logros al frente de la sanidad gallega sin olvidar que aún queda margen de mejora para la gestión eficiente.

Pregunta. Encara ya el último año de legislatura, ¿cuáles son los retos?

Respuesta. En diciembre terminamos la estrategia Sergas 2010-2014, con ella cumplimos un compromiso de transparencia con la ciudadanía. A la vez, uno de los objetivos fundamentales es elaborar la nueva estrategia 2015-2020. Dentro de esas líneas estratégicas hay temas muy importantes como la plataforma logística, la estrategia de cronicidad, el socio tecnológico —que estamos a punto de adjudicarlo— y las grandes infraestructuras. Como objetivo cumplido tenemos la gestión integrada, pero estamos al principio, es una nueva manera de trabajar al igual que la gestión por procesos y la gestión clínica.

P. ¿Se encuentra entre sus objetivos reactivar la carrera profesional?

R. Llevamos tiempo trabajando en la evaluación de la excelencia o del desempeño, que creo que es un paso previo a la carrera profesional. Hemos desarrollado las herramientas que nos permiten esa evaluación. Todos nuestros profesionales tienen incorporado su curriculum. A partir de ahí, después de las elecciones sindicales que tenemos este año tendremos que ponernos a trabajar para ver cómo se evalúa y desde ahí desarrollar una carrera profesional, no basada sólo en la antigüedad, sino en la excelencia.

P. El Tribunal Superior de Justicia gallego ha dado en parte la razón al sindicato médico en el decreto de gestión clínica, ¿Cómo afecta esto a que el modelo siga su curso?

R. La sentencia desestima todos los puntos excepto el del nombramiento del área de gestión clínica que dice que no lo hemos motivado suficientemente. Esto es lo que estamos evaluando ahora para ver cómo continuamos. A partir de ahí, los profesionales verán que no hay por qué tener ese miedo e iremos más rápido en la creación de las unidades.

P. ¿Se modificará el decreto gallego para implantar el modelo nacional?

R. No, pero con el borrador de decreto que conocemos del ministerio no haría falta porque va muy en línea.

P. ¿Han podido ya estudiar el plan nacional de la hepatitis C?

R. No, todavía no hemos tenido tiempo de valorarlo y no podemos hacer ninguna aclaración sobre él.

P. ¿Es necesario un fondo específico para incorporar estos fármacos?

R. Estuvimos de acuerdo en el Consejo Interterritorial en que no era el momento de hablar de un fondo y que era necesario definir una estrategia, pero, evidentemente, hay que hablar de la financiación. Es un problema de Estado, no es un problema de una comunidad y como tal tenemos que resolverlo.

P. ¿Cómo se está haciendo en Galicia?

R. Todos los pacientes gallegos que cumplen los criterios recogidos y publicados por la Aemps tienen los fármacos disponibles siempre que se los prescriban sus médicos. Estamos siguiendo estrictamente los acuerdos del Consejo interterritorial. En Galicia además, creamos en 2012 la comisión de hepatitis C que revisa de manera anónima todos los casos. A pesar de que generó cierta polémica, es la mejor garantía que tienen nuestros pacientes de que los criterios son los mismos independientemente del hospital y del clínico que les prescriba. Se están resolviendo en muy poco tiempo todas las solicitudes y se acepta el 97 por ciento de las prescripciones.

P. La OMC habla de precios abusivos, ¿radica aquí el problema?

R. Es una de las cuestiones. No es solamente un tema español, sino de todos los estados. Es un problema que no hemos sabido o podido resolver a nivel de los países del primer mundo. Habrá que trabajar con la industria para que podamos introducir las innovaciones sin poner en riesgo la sostenibilidad del SNS.

P. Esta semana se han aprobado dos biosimilares de infliximab ¿Cuál es la política que se va a seguir en Galicia?

R. Igual que hemos apoyado la introducción de genéricos vamos a apoyar la de los biosimilares porque creemos que son magníficos, como los de marca.

R. Galicia fue en 2014 una de las tres comunidades donde el gasto farmacéutico anual bajó. ¿A qué lo achaca?

R. De los 3.400 millones de euros de presupuesto sanitario, 1.000 todavía son de farmacia. Tenemos capacidad de mejora. Evidentemente en el gasto hospitalario está claro que es por la innovación pero en la farmacia de calle hay muchas medidas a tomar. Nuestro gasto por receta y por usuario sigue siendo de los más altos del SNS. El proyecto que mejor resultados está dando, que aunque no está diseñado para ahorrar se consiguen ahorros con él, es un proyecto de calidad, es en polimedicados. También está yendo bien nuestro programa de hiperprescriptores, y los mecanismos puestos en marcha en materia de receta electrónica. Son todas medidas de eficiencia pero que mejoran la calidad de la prescripción. Eso nos lleva a que vayamos disminuyendo, muy poco a poco, el gasto.

P. ¿Vincular ese gasto al crecimiento del PIB es la mejor alternativa?

R. Es una política arriesgada. Yo siempre dije que la apoyaba, dependiendo de cómo se desarrollara y repercutiera en las CC.AA. No nos haría mucha gracia que las que cumplimos el déficit y que más cosas hacemos para mejorar la eficiencia seamos perjudicadas. Todas las medidas serán bienvenidas, pero es cierto que hay más medidas que habría que controlar. Yo iría a fórmulas de techos de gasto, no por fármaco, sino por patología. De esta manera las propias compañías competirían entre sí para mejorar el tratamiento. Y después, riesgo compartido.

Con fórmulas
de techos
de gasto por patología,
las compañías competirían entre sí”

Igual que
hemos apoyado
la introducción de genéricos apoyaremos la de los biosimilares”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales