La mitad de los pacientes renales presenta un desequilibrio en el volumen de líquidos

Herramientas
|
06 mar 2013 - 12:00 h
|

Sólo la mitad de los pacientes renales presenta un control óptimo de líquidos en su organismo, según se ha puesto de manifiesto en la XVIII Reunión temática ’Euvolemia, ¿Peso seco o peso ideal en Diálisis Peritoneal?’ que hasta el próximo jueves se celebra en Terrassa con la participación de nefrólogos especialistas en DP de toda España y organizada por Fresenius Medical Care.

Los expertos estiman que entre el 12 y el 15 por ciento de los catalanes padece una insuficiencia renal crónica. Se calcula que hay 4.400 pacientes en la comunidad en programas de hemodiálisis y 500 en diálisis peritoneal.

El tratamiento renal sustitutivo debe tener como principales objetivos el mantenimiento de la función renal residual del riñón y garantizar el balance óptimo de líquidos, lo que se conoce como euvolemia, según destacó Rosa Samon, nefróloga del Hospital de Mollet y coordinadora de la reunión.

Ambos conceptos, desequilibrio en el volumen de líquidos y pérdida de la función renal residual van de la mano a la hora de velar por la seguridad del paciente renal, ya que tal y como señala Manel Vera, experto de la sección de diálisis del Servicio de Nefrología y Trasplante Renal del Hospital Clínico de Barcelona, se está hablando de un círculo: sin función renal residual es más difícil mantener el estatus de volumen ideal, pero a la vez, si el paciente presenta una hipovolemia, se pierde la función renal residual. “Buscar el equilibrio entre ambos es una cuestión vital”, subrayó.

Los pacientes renales presentan un riesgo de 10 a 20 superior de mortalidad por complicaciones cardiovasculares, un riesgo que no disminuye en el caso de los pacientes incluidos en programas de tratamiento renal sustitutivo ya que alrededor de la mitad de los fallecimientos registrados se relacionan con este tipo de alteraciones.

La euvolemia constituye un elemento esencial para el control de las complicaciones cardiovasculares de los pacientes renales. Tal y como se ha puesto de manifiesto en la reunión, la sobrecarga de volumen se encuentra asociada a la insuficiencia cardiaca, la hipertrofia ventricular izquierda e hipertensión, por lo que los expertos recomiendan realizar un seguimiento del volumen de la ultrafiltración de líquidos, así como de la ingesta de sodio y de otros nutrientes.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales