La nueva consejera entra con las ATEs en suspenso

La SEOM y la OMC reclaman que se respete la libertad de prescripción de los profesionales médicos
Herramientas
|
13 sep 2013 - 16:00 h
|

Apenas dos días después de su toma de posesión, la nueva consejera de Salud de Andalucía, María José Sánchez, se ha encontrado con el primer ‘barrizal’ jurídico que ha dejado su predecesora, María Jesús Montero. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) de Andalucía emitió el pasado 12 de septiembre una resolución por la que suspendía cautelarmente el concurso público de medicamentos por Alternativas Terapéuticas Equivalentes (ATEs). La decisión respondía a los recursos de ocho farmacéuticas, Farmaindustria, Asebio y la Federación Española de Hemofilia (Fedhemo), que coinciden en apreciar un incumplimiento de los contratos públicos.

El tribunal, que depende de la consejería que estrena ahora Montero, Hacienda y Administración Pública, no paraliza el calendario estipulado, por lo que las compañías podrán presentar ofertas hasta el 30 de septiembre. Sin embargo, la Junta no podrá proceder a las adjudicaciones hasta que el TARC resuelva sobre el fondo del asunto.

Las reacciones no se han hecho esperar. El presidente de la SEOM, Juan Cruz, ha expresado su satisfacción con la suspensión, ya que el acuerdo marco andaluz “limita la capacidad de prescripción y provoca la falta de equidad en el sistema”. El secretario general de la OMC, Serafín Romero, ha insistido en que la resolución no entra en el fondo del asunto y no plantea aspectos como “la libertad de prescripción y la seguridad del paciente”.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales