La OMC insta a Mato a un posicionamiento del Interterritorial contra la precariedad

Sendín señala que la renovación de médicos se encuentra comprometida por las migraciones
Herramientas
|
14 nov 2014 - 16:00 h
|

La precariedad laboral es “el problema más grave” al que se enfrenta el colectivo médico en la actualidad a ojos del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín. Sus declaraciones son consecuencia de los resultados del último informe sobre la situación laboral de los facultativos que presentó el consejo la semana pasada (ver página anterior).

En la antesala de la cuarta edición de la Convención de la Profesión Médica, que se celebró este pasado fin de semana en Madrid, Rodríguez Sendín, desveló su intención de instar a la ministra de Sanidad, Ana Mato, a que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns) fije un posicionamiento común frente a esta cuestión.

La aceptación de Mato y de las comunidades autónomas de esta reclamación supondría un paso más sobre la base de los acuerdos firmados a finales de julio de 2013 entre el Foro de la Profesión Médica y el Gobierno de Mariano Rajoy. El documento incluía un punto, en el que se acordaba la promoción de “medidas en materia de empleo, a través del Cisns, con el objetivo de lograr un entorno profesional favorable y una mejora de las condiciones de ejercicio profesional de los médicos que sean apreciables en el conjunto del sistema pero también por cada profesional”. El texto ponía el énfasis en este objetivo “como uno de los ejes centrales de las políticas sanitarias y de la gestión de los recursos humanos”.

Más de 15 meses después ni el ministerio ni el Consejo Interterritorial han alcanzado consensos sobre este punto, ni siquiera ha sido uno de los principales focos de debate en las últimas reuniones que han mantenido el ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. “Algo tendrá que decir el Cisns sobre este desbarajuste de las políticas de personal”, argumentó Sendín, quien reconoció sentirse sorprendido por los resultados del estudio que había publicado la organización que preside.

A título individual, una serie de comunidades autónomas sí han tomado medidas para comenzar a corregir esta situación. El pasado septiembre, la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Sánchez Rubio, anunciaba que los trabajadores eventuales del Servicio Andaluz de Salud recuperarían la jornada laboral completa el próximo año. En la actualidad, la mayoría se encuentra al 75 por ciento, e incluso al 50 y el 33 por ciento, según el Sindicato Médico Andaluz. No obstante, la iniciativa ha despertado suspicacias ante la posibilidad de que una implantación del 100 por cien de la jornada se haga a costa de recortes en la plantilla.

Otras regiones como la Comunidad de Madrid y Aragón han anunciado la puesta en marcha de procesos para convertir trabajadores eventuales en interinos.

En este contexto, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha flexibilizado la dificultades para la contratación de personal público en servicios esenciales como la educación y la sanidad. La tasa de reposición de empleados públicos pasará del 10 por ciento al 50 por ciento el próximo año. La duda radica en si las comunidades autónomas aprovecharán esta oportunidad para convertir a los eventuales estructurales en estatutarios fijos a partir de la convocatoria de ofertas públicas de empleo (OPE).

Esta situación de precariedad y el paro han provocado que los médicos más jóvenes se hayan visto obligados a buscar un puesto de trabajo fuera de España. “El relevo generacional se encuentra muy comprometido”, lamentó Rodríguez Sendín ante las previsiones de jubilaciones para los próximos años.

Pero este riesgo se agrava por una circunstancia más. Los profesionales que decidan quedarse a esperar una oportunidad en España “no han tenido el continuado ejercicio”, necesario, insistió el presidente de la OMC.

Validación de la colegiación

La organización prevé comenzar ya a principios del año próximo los trámites para la validación de la colegiación de los profesionales. La organización parte con el objetivo de que en 2016 todos los médicos hayan cumplimentado esta gestión.

En una primera fase, este procedimiento no será obligatorio. Se establecerá un “periodo ventana” de alrededor de un año, después del cual los profesionales deberán realizar este proceso de manera periódica y forzosa, según explicó el vicepresidente, Serafín Romero. Rodríguez Sendín aclaró que esta validación no tendrá un carácter “punitivo” y especificó que su fin es comprobar que el médico no sufra una enfermedad ni haya expedientes.

Además de la precariedad laboral, el paro y el proceso para la validación de la colegiación, la Convención de la Profesión Médica abordó otros temas importantes para la colegiación como el proyecto común que han iniciado los consejos de España, Portugal, Francia e Italia; el medicamento como factor esencial de la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud; la concentración de servicios asistenciales y la necesaria colaboración público-privada; la nueva Ley de Servicios y Colegios Profesionales; el modelo de gestión clínica, y cuestiones deontológicos, entre otros aspectos que afectan en la actualidad al ejercicio de la profesión.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales