La partidos proponen más evaluación en salud

El Partido Socialista Europeo plantea crear un NICE en la UE y UPyD e IU reclaman más estudios de coste-eficacia
Herramientas
|
16 may 2014 - 16:00 h
|

El debate electoral que mantuvieron la pasada semana los cabezas de lista de PSOE y PP volvió a demostrar, por un lado, que las políticas propiamente europeas no son lo más importante para los partidos y que la sanidad brilla por su ausencia. Ni Elena Valenciano ni Miguel Arias Cañete hicieron alusión a propuestas concretas en sanidad, más allá de menciones acompañadas de los ajustes económicos realizados.

A pesar de ello, los partidos que se dieron cita en la mesa redonda ‘¿Qué aporta la UE al médico madrileño?’, organizada por el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) propusieron una serie de medidas para potenciar la sanidad en la Unión Europea. Durante el acto —al que no asistió el PP—, los tres partidos políticos lamentaron que se haya puesto fin a la universalidad del SNS y reclamaron la puesta en marcha de políticas de evaluación en Europa y en España para conocer el impacto de los recortes.

Desde Europa han llegado diferentes reacciones sobre la transformación del sistema en España desde que se pusiera en marcha el Real Decreto 16/2012. El Consejo de Europa criticó la decisión de dejar fuera del sistema a los inmigrantes ilegales. Sin embargo, el último informe de la Comisión Europea realizaba un balance positivo del conjunto de iniciativas recogidas en la normativa.

En este sentido, el programa del Partido Socialista Europeo incluye “la creación de un instituto de calidad similar al NICE británico”, según destacó la secretaria de Sanidad del Partido Socialista de Madrid, Laura Oliva. No es la primera vez que el PSOE integra esta propuesta en alguno de sus programas. ya lo hizo en las elecciones de 2011 o en el documento que surgió del 38º Congreso del partido.

La aparición de los nuevos fármacos contra el virus de la Hepatitis C ha intensificado más el debate de la evaluación. “Estos tratamientos se han implantado de manera desigual en las comunidades autónomas”, subrayó Enrique Normand, portavoz de Sanidad de UPyD en la Asamblea de Madrid. Ante esta situación, Normand reclamó “estudios de coste-eficacia y acuerdos de riesgo compartido con las compañías farmacéuticas”. Su homólogo en IU, Rubén Bejarano, fue más allá y reclamó la realización de “una auditoría pública para saber lo que ha gastado el SNS en los últimos 10 años”.

La pérdida de la universalidad en el sistema centró otro de los puntos del debate. Los tres representantes políticos apuntaron medidas hacia una mayor coordinación europea en salud. Normand insistió en la creación “de una tarjeta sanitaria” que garantice la atención en cualquier país de la UE. Oliva también reclamó pasos que garanticen “la asistencia y el acceso a los medicamentos a todos los países miembros”.

Recursos humanos

Los tres partidos denunciaron una gestión inadecuada de los recursos humanos del SNS, una situación que ha provocado una fuga de cerebros. Sólo en 2013, tomaron esta decisión 3.538 médicos, lo que supone un incremento del 47 por ciento con respecto al año anterior. “Estas cifras demuestran una mala planificación”, explicó Normand.

Precisamente, la diáspora de profesionales sanitarios coincide con el proyecto de la Comisión Europea para la elaboración de una tarjeta profesional que facilitaría la movilidad. Médicos y enfermeros se encuentran muy pendientes de la evolución de esta medida y temen que la llegada de un nuevo comisario de Mercado Único pueda suponer que la iniciativa quede relegada.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales