Sanidad avala el único Registro Español sobre Infartos Agudos de Miocardio

La reducción de la demora prehospitalaria disminuiría un 26% las muertes por infarto

Solo la mitad de los pacientes recurren a los servicios de emergencia prehospitalaria
Temas relacionados:
Herramientas
|
03 jul 2012 - 15:00 h
|

La reducción de la demora prehospitalaria podría contribuir a reducir el 26 por ciento de los fallecimientos debidos a la no realización de tratamiento en pacientes que han sufrido un accidente cardiovascular. En este escenario, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha validado el Registro de Análisis del Retraso en el Infarto Agudo de Miocardio (Ariam), dependiente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), el único documento que controla los pacientes ingresados en los centros de salud pública que han sufrido un infarto agudo de miocardio.

Según los datos aportados por el corte de 2011 realizado sobre un total de 1.859 pacientes en 56 hospitales españoles, la Semicyuc constata que persiste una importante demora prehospitalaria (en concreto, una mediana de 157 minutos en 2010 y de 163 minutos en 2011).

Aunque el registro no identifica qué parte de la demora se debe al paciente y cual al sistema sanitario, el retraso de los pacientes que acuden por cuenta propia (135 minutos) indica que gran parte del mismo se debería al paciente. No obstante, los datos del corte de 2010 y 2011 indican que una parte sustancial de este retraso se podría reducir con una mayor utilización de los servicios de emergencia prehospitalaria (teléfono 112), actualmente utilizados en solo la mitad de los casos.

Los datos del registro señalan, además, que el acceso a través de los sistemas de emergencia prehospitalaria acorta el intervalo entre el comienzo de los síntomas y el tratamiento de reperfusión. Por otro lado, el intervalo entre la realización del primer electrocardiograma y la hospitalización (52 minutos) sugiere que existe un margen para la realización de la trombolisis prehospitalaria, adelantando de forma significativa la recuperación y por lo tanto la mejora de la calidad de los pacientes que sobreviven al infarto.

Twitter
Suplementos y Especiales