Café de redacción

La tele-rehabilitación emerge en aras de un paciente más autónomo y mejor controlado

Proyectos como eSpasti, dirigidos a rehabilitar la espasticidad, permiten una evaluación muy objetiva y motivan el cumplimiento

La falta de proactividad en el uso de Internet y las inercias del sistema sanitario pueden ser limitantes a la hora de implantar estos programas

Herramientas
|
05 oct 2012 - 19:00 h
|

Falta más colaboración abierta entre el sistema de salud y la industria farmacéutica

La teleasistencia ha provocado la aparición del concepto “hija alfa”, apoyo clave del paciente

Josep Maria Monguet

Profesor de la UPC

“Mi percepción es que el sistema sanitario y la industria farmacéutica tienen que engranar mucho más para aumentar la eficiencia. Sería necesaria más colaboración abierta. La industria necesita de la investigación del sistema de salud”

Helena
Bascuñana

Jefa Rehabilitación Sant Pau

“Con los programas de telemedicina tenemos a los pacientes muy bien controlados. La gran ventaja es una medición mucho más objetiva. Eso favorecerá la generación de modelos matemáticos que nos permitan predecir”

Ana Cerezuela
Rehabilitadora del Hospital Sant Pau

“El desarrollo de este proyecto pretende orientar a los pacientes con documentación de calidad. Y además, convertirse en una herramienta de transparencia, que brinda un claro feedback entre médico y paciente”

José Escribano
Rehabilitador Hª Verge de la Cinta de Tortosa

“Esta herramienta logra efectuar una correcta y objetiva valoración del paciente que recibe toxina botulínica para tratar su espasticidad. El paciente se siente cómodo y mejor atendido, y lo hace fuera del contexto del hospital”

Santiago Alcobé Paciente del Hospital Sant Pau de Barcelona

“Las personas con movilidad reducida tenemos problemas para desplazarnos. Así que todo lo que sea poder hacer rehabilitación o terapia sin movernos de nuestro hogar es más cómodo y positivo. Yo me siento muy atendido”

Gloria Tapias
Directora de Relaciones Institucionales de Ipsen

“En proyectos de E-Salud tan claros como éste, en el que no existe ningún punto negativo, el hecho de que las administraciones y todos los agentes involucrados no se sumen supondría una pérdida de oportunidad”

Marina Tirado

Jefa del Servicio de MFRHB (Medicina Física y Rehabilitación) del Hospital Carlos Haya de Málaga

“La tele-rehabilitación es una herramienta de un enorme potencial. La demanda creciente de servicios de rehabilitación (por prevalencia de secuelas de todo tipo, envejecimiento y procesos crónicos), de restricción económica y, por tanto, la necesidad de eficiencia, orienta al desarrollo de estos proyectos como forma de garantizar la accesibilidad y la adherencia a nuestros programas, a coste razonable, en un marco de I+D”.

Inmaculada García

Jefa de servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

“La tele-rehabilitación (en la espasticidad en particular) es uno de los campos futuros de desarrollo de nuestra especialidad. La dinámica social, el avance científico en el mundo de las comunicaciones y la evolución de la sanidad confluyen haciendo que el desarrollo de estos programas sea una realidad que facilita el tratamiento de nuestros pacientes, en especial de los que sufren patologías crónicas”.

Lourdes López

Servicio de Rehabilitación del

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Cantabria.

“Este nuevo modus operandi supone una oportunidad para mejorar la comodidad del paciente y terapeuta, reducir costes y mejorar la calidad de la asistencia. La plataforma TRHLAB nos ayuda a disminuir la variabilidad clínica, facilita el seguimiento y la evaluación, además de promover la colaboración del paciente y la implicación del cuidador. Además, compartir online nuestra experiencia con otros especialistas resulta muy interesante”.

Twitter
Suplementos y Especiales