La vitrificación de óvulos permite a una mujer ser madre tras superar un linfoma no Hodgkin

Es el segundo nacimiento en España gracias a esta técnica
Herramientas
|
22 mar 2013 - 13:00 h
|

La preservación de la fertilidad mediante vitrificación de óvulos previa a un tratamiento oncológico ha dado sus frutos en España por segunda vez. Una mujer canaria de 36 años ha sido madre tras superar un linfoma no Hodgkin, y es el segundo bebé que nace gracias a esta técnica (en el primer caso, la madre sufrió cáncer de ovario).

La paciente acudió a IVI en el año 2010 tras conocer el diagnóstico de su enfermedad para vitrificar sus óvulos. En febrero de 2012, una vez recuperada y con el alta médica, volvió a la clínica para realizar un tratamiento de fecundación in vitro con los cuatro óvulos que se preservaron. Nueve meses más tarde nació Leo, tras un parto natural y con un peso de 3.440 gramos.

Desde que IVI introdujo por primera vez en España la vitrificación de óvulos en 2007, 370 mujeres con una media de edad de 32 años han preservado su fertilidad por motivos oncológicos en alguna de sus clínicas.

“El cáncer de mama ha sido, con un 67%, la enfermedad más frecuente entre nuestras pacientes, seguida del Linfoma de Hodgkin y el de no Hodgkin” explica el doctor Domingo. De las más de 500 mujeres que consultaron su caso con nosotros, 370 vitrificaron sus óvulos antes del tratamiento oncológico, 24 optaron por la congelación de corteza ovárica y el resto decidió no preservar su fertilidad.

Twitter
Suplementos y Especiales