Herramientas
|
28 dic 2015 - 12:00 h
|

Un amplio grupo de comunidades autónomas se ha opuesto al real decreto de prescripción enfermera, que salió publicado el pasado día 23 en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Su publicación en el BOE supone el inicio de una huelga de celo del colectivo enfermero, como ya anunciaron los presidentes del Consejo General de Enfermería y de Satse, Máximo González Jurado y Víctor Aznar, después de su aprobación en Consejo de Ministros hace dos meses.

Las dos últimas en pedir una rectificación del Gobierno han sido Navarra y Aragón. Geroa Bai, uno de los partidos en la coalición de Gobierno en la comunidad foral, ha solicitado su derogación, ya que “devalúa la actividad enfermera y dificultada la atención sanitaria”.

Por su parte, el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha reivindicado la “autonomía” y la “capacitación” de los profesionales de enfermería y ha realizado una llamada al “sentido común”, dado que ha asegurado que el ministerio ha generado “un problema donde no lo había”, informa Europa Press.

El mismo día 23, baleares ya anunció que estudiará mecanismos para impugnar este decreto. El País Vasco también expresó su intención de recurrirlo.

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha considerado que supone una “profunda desconsideración” para con la enfermería el tratamiento normativo que se da en el real decreto a sus capacidades, “suficientemente acreditadas” en materia prescripción y que están “avaladas” por la propia formación que la profesión enfermera ha adquirido durante su preparación universitaria.

Twitter
Suplementos y Especiales