Las Claves: Cáncer de próstata, la última frontera

Herramientas
|
13 jun 2014 - 16:00 h
|

Abiraterona prolonga
la supervivencia de todos los subgrupos de pacientes, retrasando
la progresión de la enfermedad

Días atrás se celebró el Día Mundial del Cáncer de Próstata, un tipo de cáncer del que cada año se diagnostican unos 25.000 nuevos casos en España, de los que entre un 20 y un 30 por ciento son pacientes que han recaído en la enfermedad y acaban haciendo metástasis.

El cáncer de próstata es una enfermedad “muy relevante desde el punto de vista de la salud pública”. Es el tercer tipo de cáncer con mayor mortalidad tras el cáncer colorrectal y el de pulmón y el primero en incidencia en varones. En los últimos años esta incidencia ha aumentado en un 50 por ciento.

Sin duda deberíamos poner acento en las distintas analíticas, estudios y técnicas de imagen además de programas de detección precoz que permitieran diagnosticar este proceso en etapas tempranas. De hecho, más del 70 por ciento de los casos se produce en hombres de más de 50 años y también sabemos que los avances terapéuticos en el campo de la cirugía y radioterapia hacen que el tratamiento actual del cáncer de próstata localizado obtenga una supervivencia a 10 años de casi el cien por cien.

A pesar de la relevancia del cáncer de próstata, son pocas las alternativas para el tratamiento de los pacientes metastásicos y muchas las necesidades no cubiertas, como contar con una alternativa terapéutica a la quimioterapia que aumente la supervivencia y mejore la calidad de vida de los pacientes.

La eliminación completa de los andrógenos es uno de los objetivos prioritarios para frenar el avance de la enfermedad.

Zytiga (Abiraterona) se lanzó en España en 2011 y es el primer inhibidor específico de la biosíntesis de andrógenos. Zytiga está indicado con prednisona o prednisolona para el tratamiento del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración en hombres adultos que sean asintomáticos o levemente sintomáticos tras el fracaso del tratamiento de deprivación de andrógenos en los cuales la quimioterapia no está aun clínicamente indicada. También para el tratamiento del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración en hombres adultos cuya enfermedad ha progresado durante o tras un régimen de quimioterapia basado en docetaxel.

Las características del paciente de Cáncer de Próstata metastásico resistente a castración (CPRCm) están muy definidas y abarcan edad avanzada; metástasis óseas que incluyen dolor, compresión medular y fracturas patológicas; toxicidades derivadas de los tratamientos; y comorbilidades asociadas (patologías previas).

Abiraterona prolonga la supervivencia de todos los subgrupos de pacientes, incluso en aquellos de peor pronóstico reduciendo el dolor, retrasando la progresión de la enfermedad, el inicio futuro de la quimioterapia y la aparición de los eventos óseos; mejorando la calidad de vida de los pacientes. Hay que tener en cuenta que no se asocia a la toxicidad de la quimioterapia, puesto que cuenta con un perfil muy limpio de efectos secundarios similares a los de placebo.

En este perfil de pacientes, la administración oral es más cómoda que la infusión intravenosa. En el caso de la abiraterona de Janssen se trata de un tratamiento oral de administración diaria con una dosificación fija sin costes de administración asociados.

Además, debido a su vía de administración, a su perfil de tolerabilidad y a que no precisa mediación de soporte o profilaxis, el tratamiento con Zytiga está exento de la mayoría de los costes asociados a los fármacos citotóxicos sin que el paciente tenga la necesidad de acudir al hospital o al centro de día para su administración. Es lo que hay. Seguro.

Twitter
Suplementos y Especiales