Las TIC, un medio para implicar al paciente

Un estudio de La Fe muestra que estas herramientas pueden reducir un 9% los ingresos y un 16% las estancias
Herramientas
|
28 nov 2014 - 16:00 h
|

La utilización de nuevas tecnologías para implicar al paciente en el tratamiento de su enfermedad comienza a extenderse en la consulta. Diferentes informes en los últimos años han puesto de manifiesto resultados positivos. El Hospital La Fe de Valencia trabaja ya con su propia plataforma. Los datos preliminares de un estudio dirigido por su director de Planificación del Departamento de Salud, Bernardo Valdivieso, para evaluar su implantación en los dos últimos años muestran que la utilización de las tecnologías de la información en el tratamiento de los pacientes ha conseguido reducir un nueve por ciento los ingresos y un 16 por ciento las estancias.

Estas cifras suponen “el equivalente a 21 camas liberadas”, destacó Javier Palau, director médico de este hospital, durante la presentación de ‘AGEP, una nueva forma de gestionar’, organizada por la compañía farmacéutica MSD y la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa).

El ensayo que ha realizado La Fe incluye a 495 pacientes entre 2012 y 2014 divididos en tres grupos: un seguimiento tradicional, por teléfono y a través de la telemedicina. Estos últimos han demostrado una mejor respuesta en la seis variables estudiadas: análisis del proceso, satisfacción, consumo de recursos, seguridad, mortalidad y coste de la intervención.

En este contexto en el que los hospitales y los profesionales comienzan a integrar las nuevas tecnologías en su día a día, la farmacéutica MSD ha lanzado AGEP —acuerdo de gestión eficiente de la patología—, una serie de herramientas informáticas para la gestión de pacientes, de momento orientada a los servicios de Reumatología, Gastroenterología y Farmacia.

El jefe de Sección de Gastroenterología en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, Fernando Gomollón, resumió así la importancia que están adquiriendo las nuevas tecnologías: “En la actualidad tengo más consultas por correo electrónico que físicas”.

Precisamente en colitis ulcerosa ya existen pruebas. Un estudio de 2010 entre pacientes daneses e irlandeses con esta enfermedad ponía en evidencia similitudes entre estos dos países. En ambos casos un seguimiento online que implicaba el automanejo del enfermo suponía reducciones del 70 por ciento de las visitas. “El 88 por ciento de los pacientes lo prefiere al método tradicional, disminuyendo tanto el número de visitas no programadas como rutinarias, así como el tiempo hasta la resolución del brote, y todo ello implica un ahorro de 198 euros por paciente y año”, advirtió.

Pero a los beneficios generados por el ahorro de costes y de tiempo de los profesionales sanitarios se añade un incremento de la adherencia, “fundamental en el éxito del tratamiento”, subrayó Miguel Ángel Calleja, jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo un 50 por ciento de los pacientes respetan las recomendaciones terapéuticas. En casos de pacientes que acuden al hospital para la administración del medicamento o para su recogida, pueden llegarse a niveles del 80 por ciento, según Calleja.

Herramientas de estas características ya han logrado resultados positivos. “Con un sistema para avisar al paciente con un mensaje se mejoró un siete por ciento y en otro estudio para valorar la mayor implicación del farmacéutico en el equipo clínico, con una mayor educación del enfermo, se logró mejorar entre un 15 y un 20 por ciento”, añadió.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales