“Llevo muy a gusto la mochila de mi apellido, pero siempre siendo yo mismo”

SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL Jefe del Servicio de Anatomía Patológica en el Vall d’Hebron
Herramientas
|
21 nov 2014 - 16:00 h
|

Esta entrevista se realiza en la madrileña Plaza de Ramón y Cajal, lugar en el que se ubica la Facultad de Medicina de la UCM. No es una plaza dedicada a nuestro entrevistado, sino a su bisabuelo tío, el ilustre Premio Nobel. No obstante, él tampoco lleva mal camino para tener algún reconocimiento en vía o edificio público en el futuro. De momento, ya ha obtenido el Premio Ernesto Seco de la RANM y el Premio Nacional de Investigación en Oncología para investigadores jóvenes, entre otros galardones, y ha sido elegido académico electo de la RANM.

Pregunta. Para hacerme una idea, ¿cuántas veces en una misma entrevista has tenido que ir intercambiando el traje blanco con el traje de sobrino bisnieto del Premio Nobel?

Respuesta. Nunca me he cambiado el traje,he intentado ser yo mismo durante toda mi vida con esa mochila de mi apellido que llevo muy a gusto.

P. ¿Crees que un adelantado a su tiempo como él estaría desaprovechado en el SNS actual y tendría que ir clamando recursos de puerta en puerta?

R. Le habría costado tanto o más que a los demás, pero lo hubiera conseguido. De hecho, él se autofinanciaba gran parte de sus investigaciones con su propio dinero. Hoy en día probablemente habría seguido siendo un gran investigador, con o sin financiación pública al principio. Incluso editó su propia revista de investigación: quería trabajar, publicar y dar a conocer sus resultados.

P. Si a veces el alumno supera al maestro... ¿es posible que el sobrino bisnieto lo haga con el bisabuelo?

R. No, ni es mi objetivo. Lo mío es autoexigencia continua, intentar demostrar que hago las cosas sin temas de apellidos, con una gran vocación médica e investigadora y tener una mínima trascendencia social.

P. La coletilla de ‘bisnieto de...’, ¿te acompañará hasta que te cortes la coleta?

R. Me va a acompañar toda la vida y estoy muy orgulloso. Cada uno es como es, no hay que emular ni imitar a nadie, pero sin renunciar a los orígenes.

P. ‘Dejemos la familia al margen’. Aunque sea una frase más propia del famoseo, ¿alguna vez has tenido que usarla para reivindicarte?

R. Sí, por eso yo he intentado hacerme un hueco y hacer oposiciones, trabajar mucho, irme al extranjero... Pero inevitablemente la sombra de Cajal es inmensa y no soy nada a su lado.

P. Paradojas de la vida: tu bisabuelo es ‘Nobel’ gracias, en parte, a la anatomía patológica y tú no eres ‘novel’ en esta especialidad...

R. No, llevo casi 30 años. Al principio dudé si hacer bioquímica, biología o medicina. Recuerdo que el profesor Grande Covián fue el que me aconsejó y realmente fue la forma de aprender medicina en profundidad.

P. ¿Qué es ‘patológico’ en tu vida?

R. Soy muy obsesivo con el trabajo, lo priorizo sobre otras cosas.

P. Como aficionado a la pintura, ¿cómo ‘pinta’ el futuro de esta especialidad al no ser incluida como troncal?

R. Tiene que pintar muy bien porque es el núcleo central de todas las especialidades clínicas.

P.También te gusta correr... ¿Cómo describirías tu ‘carrera’ investigadora?

R. Ha ido a trompicones, empecé yendo rápido en la época de Estados Unidos y los primero años de vuelta a Madrid. Después, al compaginarlo con la actividad clínica, la jefatura de servicio del Vall d’Hebron, la universidad, etc., por muchas horas que dedico el fin de semana, no puedo ir tan deprisa como me gustaría.

P. Tu bisabuelo encabezaba la llamada ‘Generación de Sabios’... ¿Corremos el riesgo de que los jóvenes científicos actuales encabecen la ‘Generación Perdida’?

R. La época de Cajal también era muy dura, estaba solo prácticamente. Las crisis son cíclicas en la historia, ahora las cosas están mal para la gente joven, pero eso no puede ser una excusa para no intentarlo.

¿Con quién te gustaría jugar como pareja de pádel? Con Rafael Nadal, que humanamente me parece un crack.

Te gusta viajar, ¿cuál ha sido el último sitio que has visitado? Brasil, Río de Janeiro.

¿Y uno al que estés deseando ir? Sobre todo África, que es mi asignatura pendiente.

¿Te gustaría que en el futuro tu bisnieto siga tus pasos? Sí, pero no lineales, sino de esfuerzo, de innovación y de intentar aportar algo moderno en el entorno biosanitario.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales