Los ‘decretazos’ pasan factura a las farmacéuticas españolas que cotizan en bolsa

Las ventas de las cuatro grandes compañías españolas han caído un 6,36 por ciento

Sin embargo, es el lanzamiento de nuevos productos lo que sujeta los beneficios

Temas relacionados:
Herramientas
|
18 nov 2011 - 19:00 h
|

Los últimos ‘decretazos’ que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero implantó en menos de dos años han hecho mella en las farmacéuticas españolas que cotizan en bolsa. En concreto, según datos del tercer trimestre presentados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las ventas de cuatro grandes compañías farmacéuticas españolas que financian sus operaciones en el parqué, Almirall, Rovi, Faes Farma y Zeltia (no se ha tenido en cuenta a Grifols porque tiene más de un 90 por ciento de sus ventas a nivel internacional), han caído un 6,36 por ciento.

Entre los motivos principales destacan los descuentos establecidos en el Real Decreto-ley 8/2010 y el cambio en el sistema de precios de referencia. Sin embargo, el batacazo podría haber sido mucho mayor, ya que la gran cantidad de nuevos lanzamientos es lo que ha sujetado, por el momento, las ventas. Por ejemplo, la farmacéutica Almirall tiene seis productos nuevos (Tesavel, Efficib, Actikerall, Sativex, Silodyx y Toctino) que han pasado de vender en el primer trimestre 9,9 millones de euros a 34,3 millones en el tercero.

Destaca que la compañía catalana obtuvo un beneficio neto de 88,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 26,6 por ciento menos que en el mismo periodo de 2010. Asimismo, las ventas netas del grupo cayeron un 12,5 por ciento, y llegaron a 591,9 millones de euros, frente a los 676,5 del pasado año.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 148 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que significó un descenso del 23,2 por ciento, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) cayó un 31,1 por ciento y alcanzó los 101,1 millones de euros. Por otro lado, Almirall ha decidido suprimir su departamento de comunicación debido a la crisis y a los estragos provocados por el RDL 9/2011.

Rovi, por su parte, también se salva en parte de la quema gracias a su fármaco Bemiparina, que pasó de vender 32,1 millones en el tercer trimestre de 2010 a 37 millones en el mismo periodo de este año; Thymanax, que creció de 1,8 a seis millones en ese mismo espacio de tiempo; Absorcol y Vytorin, productos lanzados en 2011 con unos beneficios de 3,5 millones; y Corlentor, que aumentó sus ventas de 3,5 a 5,1 millones. Por otro lado, los beneficios de Rovi por fabricación a terceros crecieron de 26 a 35,2 millones de euros, lo que arrojó un incremento del 36 por ciento.

Sin embargo, todo apunta que en los próximos meses las compañías se resentirán del nuevo cambio del sistema de precios de referencia y precios menores, así como por la prescripción por principio activo. Las cuatro grandes también han visto como la I+D ha caído ligeramente (1,12 por ciento), el resultado neto se ha hundido un 34,64 por ciento, y el margen neto pasó del 16,43 por ciento a un 12,98, lo que supone una pérdida de rentabilidad del 21 por ciento.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales