Los enfermeros lanzan un ultimatum y amenazan con romper el Pacto

Sanidad prioriza el cumplimiento de los acuerdos firmados con la profesión médica, aunque a ritmo lento
Herramientas
|
16 may 2014 - 16:00 h
|

El malestar de la profesión enfermera por la “falta de compromiso” del ministerio ante los acuerdos firmados con la Mesa Estatal de Enfermería ha hecho mella entre estos profesionales que amenazan con romper el Pacto, si no “desatascan” la paralización de los acuerdos. El presidente del sindicato de Enfermería (Satse), Víctor Aznar, ha asegurado a GM que han remitido un escrito a la ministra de Sanidad para trasladarle “la preocupación por la parálisis en la que se encuentra el acuerdo”. En este sentido, asegura que han fijado el plazo de un mes “y si no vemos que se producen avances significativos estamos dispuestos a romper el acuerdo y abordar distintas medidas de presión para intentar que el ministerio recapacite y cumpla lo prometido”. Asimismo, el sindicato tiene que claro en que no dudarán en demostrar “la fuerza que tiene Enfermería para luchar por lo que entiende que es justo y necesario”.

Desacuerdo enfermero

Esta situación ha ido creciendo en las últimas semanas, todo a raíz de una carta que de momento no ha obtenido respuesta. Según fuentes de la Mesa Estatal de Enfermería (MEE), justo antes de Semana Santa los presidentes del Consejo General de Enfermería y Satse remitieron a la ministra una misiva donde trasladaban la preocupación por la falta de resultados respecto a los acuerdos del Pacto. Esta carta llevaba consigo una memoria donde se analizaban uno a uno todos los puntos concretados en el pacto y se determinaba la situación de cada uno y las razones de su estancamiento. Para los enfermeros una llamada de auxilio ya que aseguran que llevan más de tres años sufriendo el drama del desempleo y sucesivos recortes en los derechos profesionales y laborales y “no podemos esperar más tiempo para ver soluciones concretas que mejoren su futuro”, precisa Aznar.

A día de hoy, no han tenido contestación oficial, lo que demuestra, a su juicio, una falta de interés que podría ser el detonante de, además de la ruptura del acuerdo, de la convocatoria de una gran concentración enfermera. “Han transcurrido más de nueve meses y lamentablemente no se ha avanzado prácticamente nada. Es cierto que, de forma inmediata, se constituyó una Comisión de Seguimiento para ir acordando conjuntamente su ejecución, pero, hasta el momento, sólo hemos recibido buenas palabras”, confiesa Aznar.

Por otro lado, fuentes de la MEE a las que ha tenido acceso esta publicación, reconocen que “entre los actuales interlocutores del ministerio existen algunos altos cargos que están retrasando voluntariamente los acuerdos firmados a altas instancias, demostrando de forma continua una actitud trasnochada de la profesión”. Algo que a juicio de estos profesionales, no va en consonancia con la nueva realidad sanitaria donde la enfermería ha pasado a ser una profesión sanitaria autónoma con una titulación de grado universitario y que toma sus propias decisiones y por tanto, asume sus propias responsabilidades legales.

En este sentido, para ellos, el problema es que tal y como vienen señalando los expertos, salvar el SNS pasa por una sanidad centrada en los pacientes crónicos y en los mayores, dos tipologías donde la enfermería debe asumir un rol primordial, como eje profesional de la asistencia, “porque la calidad de vida de estas personas se basa en su escolarización, en la gestión y el conocimiento de su enfermedad y en el autocuidado”.

Con este panorama, los profesionales inciden en que no esperan que en este plazo se hagan realidad todos los acuerdos, “pero sí que exista una percepción real de compromiso con su cumplimiento”. En definitiva confían en que el ministerio vislumbre un cambio de actitud y desbloqueen los procesos que hasta el momento se han visto metidos “en un cajón sin justificación alguna”, inciden desde la MEE.

Hasta el momento, sólo se han concretado dos de los 100 compromisos adquiridos, —la creación del Foro de las Profesiones Sanitarias y la solución a la situación de los enfermeros APD—. Queda pendiente, por tanto, el 98 por ciento del acuerdo. Algo, a juicio de Aznar es“inadmisible a estas alturas”.

El documento recogía las condiciones de los profesionales y el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud en su conjunto, enmarcados en cuatro grandes apartados —Pacto por la Sanidad, Ordenación Profesional, Gestión Clínica por Procesos y Coordinación Socio-sanitaria—. Así, en las reuniones mantenidas hasta el momento se han abordado distintos asuntos importantes, como la prescripción enfermera; la especialidad de Cuidados Médico-quirúrgicos; el desarrollo de nuevas pruebas de evaluación de la competencia para especialidades de Enfermería; la inclusión de la regulación de las funciones de enfermero especialista en la LOPS, o la creación de Grupos de Trabajo con las CC.AA., “pero en ninguno de ellos se ha obtenido resultado positivo real”, comenta Aznar. Asimismo, el establecimiento en toda España de la Directiva Europea de Bioseguridad para minimizar la exposición de enfermedades como VIH/SIDA o hepatitis como consecuencia de pinchazos accidentales no ha visto la luz, y el desarrollo de políticas activas de promoción de empleo en nuevos ámbitos de actuación, son otros asuntos, “todavía inconclusos entre otras tareas pendientes”, advierten desde la MEE.

El Foro, suma y sigue

Aunque para el portavoz del Foro de la Profesión Médica, Francisco Miralles, los acuerdos con los médicos no van todo lo rápido que esperaban, prefieren ser prudentes, ya que reconoce que desde el Foro han adelantado algunos acuerdos que, aún pendientes de tramitación y de aprobación por todas las partes, van teniendo forma. Por ejemplo, en materia de gestión clínica. Precisamente, los profesionales acogieron con satisfacción, hace unas semanas, el marco normativo común para regular las unidades de gestión clínica anunciado por Mato. Este acercamiento entre médicos y ministerio choca con la animadversión de los sindicatos del Ámbito de Negociación que a día de hoy siguen sin ver con buenos ojos estos acuerdos, ya que consideran que los profesionales están invadiendo competencias en materia de recursos humanos, y por tanto, se niegan a aprobar ningún documento que salga de esas negociaciones.

Sólo se han concretado
dos de los 100 compromisos adquiridos entre los enfermeros y el ministerio

Los médicos asumen
que desde el Foro se están dando pequeños pasos, aunque no al ritmo deseado

Si algo ha caracterizado el desarrollo de los acuerdos de la Moncloa ha sido la calma con la que están transcurriendo las negociaciones. Médicos y enfermeros coinciden en que existen pequeños avances pero a un ritmo desigual. Es el caso de los decretos para la integración de médicos APD y de Cupo y Zona, que aunque finalmente se ha resuelto bien, no ha sido todo lo flexible que esperaban los médicos, tal y como como se había acordado con el Foro de la Profesión. En el caso de Enfermería, aunque se reelaboró un RD para regular la prescripción enfermera, su desarrollo está yendo con retraso. Al igual que la creación de especialidades de enfermería, en concreto, la puesta en marcha de la prueba de evaluación de la competencia, que aunque se ha cumplido en el caso de Geriatría, está pendiente de negociación nuevas pruebas con con otras especialidades.

Twitter
Suplementos y Especiales