Los hospitales privados, en busca del turista sanitario de fuera de la UE

España se ha centrado en la Unión Europea, que crece a un ritmo menor que los países emergentes
Herramientas
|
22 ene 2016 - 13:00 h
|

Los hospitales privados españoles deben abrirse a otras fronteras. El sector viene de un 2015 más que positivo. Se estima que la facturación del turismo sanitario asciende a 500 millones de euros, un 20 por ciento más en ingresos y volumen de pacientes con respecto al año anterior.

Estas cifras sitúan a España como el tercer gran mercado mundial con más turistas procedentes de la Unión Europea con una cuota del 13 por ciento. Pero existen una serie de riesgos futuros. La principal plaza hoy para las clínicas privadas es la Unión Europea. “Estamos muy concentrados en el turismo de Europa y es el mercado que menos crece y que menos va a crecer en los próximos años”, avisó Antonio Hernández, socio responsable de Internacionalización de KPMG, en un acto organizado en Fitur por el cluster de turismo sanitario Spaincares. Encabezan el ranking Alemania y Francia, según datos de la OCDE. “Además de estos dos países, la competencia para España son otros países de la UE y Estados Unidos, aunque empiezan a aparecer otros competidores de países emergentes, como Turquía o Tailandia”, añadió.

A pesar de estas cifras, el informe ‘Medical Tourism Index’ situaba a España como el duodécimo país más atractivo para el turista sanitario. El análisis se basa en tres variables: situación del país, de la industria y las infraestructuras médicas. Según estos criterios, entiende que Canadá, Reino Unido, Israel, Singapur, Costa Rica, Italia, Alemania, Filipinas, Francia, Japón y Corea del Sur superan a España.

Otro de los peligros es el auge de los países emergentes. Una de las características es el coste de los tratamientos, menor que el de los estados occidentales, que deberán centrarse en un turismo sanitario de alta calidad. Es uno de los puntos donde más hincapié ha intentado hacer Barcelona Medical Agency, una asociación de hospitales que trata de promocionar Barcelona como destino de turismo médico. Su secretario general, Antoni Arias, destacó que la apuesta se dirige hacia “la medicina de alto nivel sin renunciar a los procesos más normales”.

Objetivos españoles

Pero al tiempo que aumenta la competencia procedente de los mercados emergentes, los hospitales de Occidente tratan de atraer a usuarios de estos países. Dos en concreto llaman especialmente la atención de las compañías sanitarias españolas. Por un lado, “los países del Magreb, que por cuestiones culturales y de idioma, se dirigen a Francia; desgraciadamente sus aviones sobrevuelan España”, señala Jesús Burgos, presidente del cluster Tourism & Health Costa del Sol. Por otro, Rusia, “uno de los grandes emisores de turistas sanitarios y que suele optar por Turquía”. Precisamente, las relaciones entre los dos países se han enrarecido a raíz del conflicto en Siria. “Existe una oportunidad que, o la cogemos ahora, o la perderemos para siempre”, afirma.

Un análisis elaborado por la consultora C4E Communication for Effectiveness pone de manifiesto que el país eurasiático ha desarrollado un potente plan para la atracción de turistas sanitarios. Según su ministerio de Turismo recibe al año entre 300.000 y 400.000 turistas que llegan con intención de tratarse en sus hospitales y clínicas. Esta fuerza se basa en el apoyo que recibe de las instituciones gubernamentales así como en la colaboración entre los diferentes agentes. Por ejemplo, la aerolínea Turkish Airlines ofrece descuentos del 50 por ciento en el precio del billete a este colectivo de viajeros. Es una iniciativa que han empezado a implementar países como Alemania.

Otra de las áreas geográficas que más interés despierta es Oriente Medio. “Son países con alta derivación de pacientes”, explica el informe. No obstante, estos usuarios son “exigentes en la calidad de los servicios, más allá de los puramente médicos”. Para fortalecer su presencia allí, la consultora advierte de que los hospitales y clínicas españoles deberían contar con un mayor apoyo institucional.

“Con las características que tenemos España debería ser líder mundial”, explicó Alberto Giménez, presidente de Mediterranean Healthcare. “Somos el segundo país del mundo que más turistas recibe y contamos con uno de los mejores sistemas sanitarios, según la OCDE. Esto nos debería situar como líder, pero no nos conocen, porque no contamos con apoyos institucionales”, añade, aunque admite que la situación ha comenzado a cambiar desde el puesta en marcha del cluster Spaincares.

El margen de crecimiento aún es alto para España. Se estima que el turismo de salud mueve en todo el mundo alrededor de 75.000 millones de euros.

500
Millones de euros

es la facturación que ha generado el turismo sanitario en España en el último año, lo que supone un crecimiento del 20 por ciento con respecto a 2014. Estas cifras situarían a nuestro país como el tercer destino mundial que más turistas de salud recibe de la Unión Europea, con una cuota del 13 por ciento.

12

posición

ocupa el mercado español en el ránking de los destinos más atractivos del mundo para el turista sanitario, según el informe ‘Medical Tourism Index’. Por encima de nuestro país se encuentran en la actualidad Canadá, Reino Unido, Israel, Singapur, Costa Rica, Italia, Alemania, Filipinas, Francia, Japón y Corea del Sur. La principal amenaza y oportunidad proviene hoy de los países emergentes.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales