Herramientas
|
19 jun 2015 - 16:00 h
|

El mapa que dibujaron los resultados electorales de las autonómicas ya está dando lugar a pactos variopintos que en algunos casos suponen sólo un apoyo de gobierno y en otros reparto de carteras.

Así, en el caso de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes tiene asegurada su presidencia gracias al apoyo de Ciudadanos (C’s) pero la consejería de Sanidad seguirá en manos de los populares por lo que Javier Maldonado podría permanecer en el cargo, si bien, todas las quinielas apuntan al cambio.

También podría quedarse el consejero riojano, ya que los populares seguirán gobernando gracias al acuerdo firmado con C’s. Eso sí, Pedro Sanz, se retira dando paso a José Ignacio Ceniceros, por lo que también podría haber nuevas caras en su equipo de gobierno.

Este modelo se reproduce en Murcia, donde el acuerdo entre PP y C’s posibilitará que el presidente sea Pedro Antonio Sánchez, sin embargo, parece que habrá cambios de titular en la cartera sanitaria.

En Castilla y León, una de las comunidades donde el PP obtuvo uno de sus mejores resultados, el acuerdo con la formación de Albert Rivera garantiza la continuidad de Juan Vicente Herrera como presidente, por lo que Antonio María Sáez Aguado podría ser una de las pocas caras conocidas en sanidad. Mientras, en Canarias, Coalición Canaria ha alcanzado un acuerdo con PSOE, si bien los detalles no se conocían al cierre de esta edición, por lo que tampoco está descartada la continuidad de Brígida Mendoza como consejera.

Cambio de gobierno

Uno de los cambios más significativos del panorama político será el de la Comunidad Valenciana, desbancar al PP supone el acuerdo entre PSOE, Compromís y Podemos, y aquí sí, habrá reparto de consejerías. Quién se quedará con la de sanidad es aún una incógnita.

En Castilla-La Mancha, el pacto al que han llegado PSOE y Podemos para que Emiliano García-Page sea el próximo presidente autonómico deja fuera a María Dolores de Cospedal y por extensión a José Ignacio Echániz. La formación que lidera Pablo Iglesias ocupará la Vicepresidencia Primera de la Mesa de las Cortes y se han acordado una batería de trece medidas repartidas en cuatro bloques.

Baleares es otro de los bastiones populares que han caído. Las negociaciones entre PSOE, Podemos y la coalición MÉS han llegado a buen puerto pero aún se desconoce quién llevará sanidad. Las tornas también cambian en Navarra donde habrá un gobierno liderado por Geroa Bai con la presidencia del Parlamento en manos de Podemos tras llegar ambas formaciones a un acuerdo al que se suma EH Bildu e Izquierda-Ezkerra.

Aunque en Cantabria no hay aún vía libre para dar por cerrado un pacto entre regionalistas y socialistas que permita la investidura de Miguel Ángel Revilla como presidente, las negociaciones avanzan. Parece que lo más factible será un gobierno con ocho consejerías repartidas y que la de sanidad estará en manos del PSOE.

En Extremadura el proceso de pacto entre la formación de Pablo Iglesias y la de Pedro Sánchez sigue sin cerrarse. Uno de los obstáculos para cerrar la investidura del exconsejero de sanidad Guillermo Fernández Vara y desbancar a José Antonio Monago es el sueldo de los parlamentarios extremeños. Tampoco en Asturias está claro con quién pactará el PSOE para permanecer en el poder, si bien es muy probable Faustino Blanco, no siga al frente de la consejería. Mientras, en Aragón parece que el pacto entre PSOE y Podemos está prácticamente cerrado para la investidura del socialista Javier Lambán.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales