Los recursos en paliativos sólo llegan al 60% de los enfermos

Herramientas
|
10 oct 2014 - 16:00 h
|

La atención integral al final de la vida es un derecho que en España no está garantizado para todos los enfermos y familias que sufren una enfermedad avanzada, crónica e irreversible, y sus consecuencias físicas, emocionales y espirituales. La falta de equidad en la distribución de los recursos de paliativos provoca que la cobertura llegue a menos del 60 por ciento de la población española, lo que supone una causa de sufrimiento evitable para miles de personas. Así lo aseguraron la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal) y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, que se celebró el 11 de octubre.

En España aproximadamente 250.000 personas cada año precisan cuidados paliativos para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida perdida a causa de una enfermedad avanzada o en fase terminal. Al lado de ellos hay al menos 500.000 cuidadores formales. Los cuidados paliativos son, según explicó Álvaro Gándara, presidente de Secpal, la única manera de aliviar el sufrimiento a causa de enfermedades avanzadas, crónicas e irreversibles, y la mejor estrategia para afrontar de manera digna la muerte de estos pacientes. España, sin embargo, sigue sin hacer una apuesta por este tipo de atención, según denuncian las asociaciones en un comunicado.

Al “nulo reconocimiento y acreditación oficial” de los profesionales de paliativos, que han quedado fuera del Real Decreto de Troncalidad, a la falta de unidades y a los problemas que la crisis ha generado en los equipos actuales, hay que unir la ausencia de una ley nacional de cuidados paliativos que legisle todos los aspectos relacionados con la atención integral al final de la vida —formación de pre y postgrado, acreditación, cobertura, etcétera—, tal y como aseguró Gándara.

En su opinión, tanto los gestores como los responsables políticos sanitarios siguen sin creer en los cuidados paliativos, de forma que la desigualdad en el acceso hace que sean miles los españoles que mueren con sufrimiento y sin ser atendidos por equipos de paliativos.

La presidenta de la AECC, Isabel Oriol, por su parte, insistió en que los pacientes al final de la vida tienen que tener garantizado el derecho a recibir unos cuidados paliativos de calidad y que atiendan a todas sus necesidades y las de sus familiares.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales