Los retrasos sobre la financiación del plan de VHC siembran dudas en los pacientes

Fneth estima que alrededor de 5.000 enfermos funcionarios tendrán un acceso más lento a las terapias
Herramientas
|
01 abr 2015 - 12:00 h
|

La financiación de los fármacos de hepatitis C que contempla el plan nacional para el abordaje de esta enfermedad aún está pendiente. Tal y como anunció el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, tras el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el ministerio de Hacienda tiene previsto citar a las comunidades autónomas en la semana del 20 de abril para cerrar el procedimiento. Un retraso sobre la fecha inicial prevista para la aplicación del plan, el uno de abril, que inquieta y llena de dudas a los pacientes.

Para el presidente de la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth), Antonio Bernal, hay muchas cosas que “carecen de lógica”. El portavoz de los pacientes desconoce cuándo se va a empezar a aplicar, si entrará en marcha según las previsiones iniciales aunque queden flecos pendientes en su financiación, etc. Si no es así y hay que esperar a la reunión de Hacienda, “cabe pensar que las comunidades están ganando tiempo, un tiempo que pierden los pacientes”, indica.Bernal subraya que aún está por ver si el plan se aprueba con todas sus características. “No podemos tener un plan estratégico sin un plan financiero, nos asaltan muchas dudas”, matiza.

Para el presidente de Fneth, quedan preguntas por resolver como si el plan lo ponen en marcha todas las comunidades por igual. “Si las autonomías desconfían, los pacientes más”, asevera.

Bernal insiste en que algunos detalles, como la aplicación de los descuentos según el volumen de compra en función de la población de las comunidades autónomas o por tramos regionales deberían estar más que resueltos. Si no es así, apunta, los nuevos medicamentos no se recetarán en la práctica.

Por otra parte, el portavoz de los pacientes también alerta por la situación de los enfermos de hepatitis C atendidos a través de las mutualidades de funcionarios. “Las comunidades tienen claro cuál es su papel, pero Muface depende de Hacienda y aún no se sabe la fórmula para tener acceso a los tratamientos”, explica. Según sus cálculos, alrededor de 5.000 beneficiarios estarían en disposición de recibir las nuevas terapias frente a la hepatitis C. Bernal sospecha que seguirán procedimientos más lentos todavía cuando, por el hecho de ser funcionarios “no deben tener menos derechos que el resto de los pacientes”.

Recientemente, Fneth también ha participado en la celebración del Día Nacional del Trasplante, junto a Alcer, Fibrosis Quística, la Federación Española de Trasplantados de Corazón y la Asociación Española de Linfoma, Mieloma y Leucemia, entre otras organizaciones. Durante el acto principal, se hizo entrega de los Premios Carlos Margarit. En la categoría de Labor científica, el galardón ha recaído en un equipo de ingenieras de la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad de Coruña, por la creación de un dron ideado para el transporte de órganos para trasplante, que recibió también el tercer premio en el concurso mundial Drones for Good, celebrado en Dubai a principios de año. El dispositivo incorpora un refrigerador que permite el transporte de órganos, pequeños por el momento, entre hospitales y ciudades.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales