Herramientas
|
23 oct 2015 - 16:00 h
|

Aunque era algo que se intuía, finalmente, todos los grupos de la Asamblea de Madrid aprobaron la semana pasada la moción para profesionalizar la gestión en el Servicio Madrileño de Salud (el llamado Modelo Madrid). Un acuerdo que ha tenido el apoyo del PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos y que el consejero capitalino, Jesús Sánchez Martos, avanzó durante el encuentro organizado por la Fundación Salud 2000 en colaboración con Fundamed. “Hubo una interpelación del PSOE pero yo espero que se llegue a un acuerdo porque ya me consta que se están reuniendo los grupos parlamentarios”, dijo. Dicho y hecho. Tres días después la Asamblea daba luz al primer gran acuerdo de esta legislatura.

Presentado por la presidenta de la organización, Carmen González Madrid, el consejero explicó las patas sobre las que quiere asentar el tablero de la sanidad madrileña.

En primer lugar, el Modelo Madrid se sustenta en la mejora de la continuidad asistencial. Sánchez Martos entiende que es necesario “mejorar los modelos asistenciales adecuándolos a las necesidades organizativas y de la sociedad”.

El consejero diagnostica una población que se ha ido envejeciendo, con una proliferación de enfermos crónicos en un marco de esperanza de vida mayor. Ante este vuelco de la pirámide poblacional, el consejero trabajará para dar un giro de 180 grados a la concepción sanitaria que ha imperado hasta ahora en España: una política reactiva hacia la enfermedad. “Nuestro Sistema Nacional de Salud se ha centrado en la atención de los pacientes agudos y ahora cada vez hay más crónicos polimedicados. Para adecuarnos al nuevo reto social hace falta la continuidad asistencial, huir de los compartimentos estancos y enfocarnos hacia la atención primaria”, aseguró.

Sin embargo, una de las trabas que impide revertir esta situación es la insuficiente profesionalización. “Para ser gerente no debe valer ser amigo del consejero. Vamos a pedir que todas las personas que estén en la gestión demuestren liderazgo en los puestos directivos, capacidad, aptitud para cohesionar equipos y comunicar de manera imparcial, rindiendo cuentas”, aseveró.

El pacto sanitario

Sin embargo, para seguir trabajando en esta línea es fundamental conseguir un pacto por la sanidad madrileña. Un objetivo que si bien suena a quimera para Sánchez Martos es “un verdadero reto”. La idea es conseguir un sistema sanitario que disponga de unas bases rígidas que no sufran ante los posibles vaivenes políticos. “Es una de las promesas de la presidenta de la comunidad y también mi compromiso. Es importante garantizar el consenso y que se respeten unos mínimos gobierne quien gobierne”, aseguró.

La humanización

Pero para llegar a este pacto por la sanidad, Sánchez Martos quiere recorrer el camino de la humanización del sistema y de la asistencia en particular. Esta es, sin duda, su principal apuesta para los próximos cuatro años que comenzó, aseguró, desde el primer día que se sentó en su despacho. “Hay que humanizar las instituciones, hospitales, la propia consejería. Son instituciones al servicio de los ciudadanos”, explicó.

Uno de los principales talones de Aquiles que señaló el consejero fue la falta de información, con la consecuente escasa implicación del paciente y sus familiares. Por ello, Sánchez Martos esbozó distintas iniciativas focalizadas al empoderamiento del paciente. “Los pacientes y familiares tienen que ser protagonistas de sus decisiones”, dijo.

Además de este problema identificado por el consejero, uno de los logros que señaló para avalar esta búsqueda de la humanización fue recuperar la asistencia universal. “A mí no me gusta hablar de la situación administrativa, son ciudadanos, y por tanto tienen asistencia sanitaria”, remarcó.

Además, para conseguir este objetivo marcado en su hoja de ruta, Sánchez Martos pidió la ayuda de la industria farmacéutica. “Farmaindustria es fundamental para conseguir la humanización de la sanidad madrileña. Quiero que cambien el código para que puedan ofrecer información necesaria para los pacientes”, dijo.

Investigación biomédica

Asimismo, entre las políticas que pretende desarrollar la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se encuentra la apuesta por la investigación biomédica. Durante 2014 se gestionaron más de 3.700 proyectos públicos competitivos, a través de agencias nacionales e internacionales (por un importe de más de 26 millones de euros), 2.042 proyectos de financiación privada (por un importe de más de 15 millones de euros), más de 6.000 ensayos clínicos, incluidos los estudios observacionales y postautorización (por un importe de más de 22 millones) y 69 proyectos europeos (con una financiación de más de 3 millones y medio de euros). Sánchez Martos quiere ampliar estas cifras durante su gestión porque “no puede haber una consejería que apueste por el futuro si no se preocupa por la investigación y la formación, que además debe ser continuada según las necesidades del hospital”.

El compromiso de la anterior ejecutiva con la investigación biomédica invita a pensar que Madrid seguirá ejerciendo de faro dentro de España. En este sentido, cabe recordar que en 10 hospitales públicos madrileños se realiza una gestión proactiva de la investigación a través de las Fundaciones de Investigación Biomédica (FIB) (en 2014 se fusionaron las fundaciones de investigación de los hospitales universitarios de La Paz y Carlos III, al integrarse este último en el primero) y 9 de ellos cuentan con Instituto de Investigación Sanitaria, 8 ya acreditados por el Instituto de Salud Carlos III. A ellos se suman, además, los centros Fundación Hospital Alcorcón y Hospital de Fuenlabrada, cuyas fórmulas de gestión posibilitan tal acción.

Obstáculos

Tras el esbozo de la sanidad que quiere para sus ciudadanos, el consejero explicó situó como uno de los principales caballos de batalla la integración de la farmacia con la atención primaria. “Tienen que hacer educación para la salud para evitar problemas. Necesitamos a las farmacias, como se demuestra ahora con la campaña de vacunación de la gripe”, aseveró.

A tenor de este ejemplo propuesto por Sánchez Martos, el auditorio quiso saber si el consejero es proclive a que el farmacéutico pueda vacunar en su establecimiento para que, entre otras cosas, pueda aumentar el ratio de vacunación. “No voy a entrar en esa guerra. Creo que puede vacunar cualquiera que sepa”, afirmó. Sin embargo, Sánchez Martos sí admitió la necesidad de la oficina de farmacia en relación al seguimiento a pacientes domiciliados. “Existe el Sistema Personalizado de Dosificación y aplicaciones móviles, pero yo pienso que eso puede fallar más que una llamada telefónica de tu farmacéutico”, aseveró.

Por último, Sánchez Martos también fue preguntado por modelos de ahorro como las subastas de medicamentos. La comunidad de Madrid nunca ha sido partidaria de este sistema y, sin embargo, la cuestión no quedó totalmente zanjada por el consejero. “Habrá que estudiar su rigor científico pero yo he sido favorable a impulsar el uso del medicamento genérico”, dijo.

Los pacientes ven necesario
ir de la mano de los profesionales para avanzar
en el cambio del SNS

El Modelo Madrid exigirá
a los gerentes que demuestren el liderazgo para desarrollar puestos directivos

Durante el desayuno de prensa sque organizó la Fundación Salud 2000, presidido por Carmen González Madrid, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, quiso recordar la recuperación de la Dirección General de Salud Pública. “La hemos retomado porque la vemos fundamental para las políticas que queremos desarrollar”. Esta dirección desapareció en 2008 y para el consejero era esencial volverla a dotar de cometidos para lograr una buena gestión general.

Esta nueva dirección general tendrá como tarea la actualización del calendario vacunal que próximamente acometerá el Consejo Interterritorial con la incorporación de diferentes vacunas como la de la meningitis B o la de la varicela.

Madrid quiere potenciar los modelos asistenciales según las necesidades organizativas y de la sociedad

En 2014 se gestionaron
un total de más de 3.700 proyectos de investigación biomédica

Twitter
Suplementos y Especiales