Recursos humanos

Médicos y enfermeros miran con inquietud el fin de la eventualidad

Las OPEs de la ‘recuperación’ apaciguan las aguas, aunque los profesionales recuerdan que llegan tarde
Herramientas
|
06 may 2016 - 16:00 h
|

Las perspectivas laborales de los profesionales sanitarios han ido cambiando en los últimos tiempos. Si hace años hablar de paro médico o enfermero era algo residual, ahora es una tendencia que va en aumento. A pesar de que las comunidades autónomas van remontando la situación convocando Ofertas de Empleo Público (OPEs), el fantasma de la precariedad laboral sigue ensombreciendo a ambos colectivos.

Es cierto que la estabilidad laboral fue una de las enseñas de la pasada campaña electoral. Precisamente, para muchos esta estabilidad puede traducirse en forma de OPEs o concursos de traslados. Sin embargo, aunque existe un cierto grado de optimismo por parte de las organizaciones sindicales, no parece que las ofertas sean suficientes para paliar la temporalidad. Para la responsable federal de Sanidad de FSP-UGT, Pilar Navarro, aún queda mucho camino por recorrer, y deben ser las administraciones las que además de cumplir con las retrasos, convoquen oposiciones extraordinarias para empezar a hablar de ‘brotes verdes’.

Por otro lado, esta mejoría del sistema se podría ver en las retribuciones de los profesionales del SNS, que con toda previsión aumentarán un 2,3 por ciento en 2016. El crecimiento se encuentra en línea con el registrado el año pasado, algo que puede hacer pensar en un cambio de tendencia pero que, los profesionales todavía miran con recelo. Los incrementos presupuestarios registrados en el capítulo I de las comunidades autónomas no tienen por qué traducirse en un incremento de las plantillas. Según Farmaindustria en su estudio ‘El nuevo mapa político y la prestación farmacéutica’ entre las 13 comunidades autónomas que analiza —todas a excepción de Cataluña, Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura— el gasto para las plantillas de todas las áreas de la administración crece un 3,64 por ciento este ejercicio. Gran parte de este aumento irá destinado a devoluciones de parte de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 y a un incremento del uno por ciento de las retribuciones del personal.

De momento, la tendencia negativa en contratación de profesionales se ha roto. En julio de 2015, el SNS contaba con 480.996 trabajadores, un 1,1 por ciento más que en enero de ese mismo año, según las cifras del ministerio de Hacienda. En los Presupuestos Generales del Estado desaparecieron los límites en la reposición de personal. Alentadas por esta situación varias comunidades autónomas convocaron ofertas públicas de empleo (OPEs). En enero de 2015, la plantilla sanitaria había llegado a su mínimo histórico, un 5,6 por ciento menos que en 2012, cuando había alcanzado su máximo histórico.

A partir de aquí, las regiones que más incrementarán su presupuesto en recursos humanos son Extremadura, Islas Baleares y Aragón. La comunidad extremeña pretende incrementar las retribuciones destinadas al personal un 11,8 por ciento hasta alcanzar los 975 millones de euros, mientras que la balear y la aragonesa destinarán 698 y 999 millones, lo que representa incrementos del 8,5 y el 8,4 por ciento, respectivamente.

La mayor inversión se produce en Andalucía que dedicará a recursos humanos 4.428 millones de euros, lo que significa un aumento del 4,2 por ciento. Comunidad de Madrid gastará 3.025 millones de euros, que supone un ascenso del 1,7 por ciento. En tercer lugar se sitúa Cataluña, a pesar de la prórroga presupuestaria, con 1.857 millones de euros.

Sólo dos regiones reducirán el gasto destinados a sus plantillas. Por un lado, la Comunidad Valenciana, la segunda que más incrementa su presupuesto sanitario total, destinará 2.354 millones de euros, un 3,7 por ciento menos que el año pasado.

País Vasco también recorta esta partida. Gastará este año 1.769 millones, lo que supone un descenso del 1,5 por ciento. La evolución en País Vasco no sorprende ya que era la única comunidad que ha reducido para este año el presupuesto de su departamento de salud.

Las OPEs

En materia de oposiciones, cada vez más comunidades van convocando las OPEs. Andalucía, Galicia y Canarias las concluyeron a principios de año. 2015 se cerraba con la suspensión de la oposición de enfermería de Castilla y León. Al parecer, superaba los tres años que fija el Estatuto Básico del Empleado Público para ejecutar una oferta de empleo de este tipo. Junto a esta comunidad, otras como Canarias vieron peligrar también sus convocatorias. Castilla y León ha destinado 298 plazas para medicina de familia y 401 para enfermería. A esta se sumarán también 700 plazas más. En total, 1.200 vacantes que se han asignado en el primer semestre de 2016.

País Vasco, Murcia y Castilla-La Mancha ya han anunciado que preparan nuevas oposiciones con unas 1.000 plazas respectivamente. En Aragón, como explicó Merche Ortín, vicesecretaria General de CESM-Aragón, a GM sumando las de 2014 y 2015 del Servicio Aragonés de Salud, se estima que habrá unas 70 plazas para médicos de AP, 150 plazas para especialistas, 6 para pediatras, y 28 plazas para urgencias y emergencias. Éstas se convocarán en el primer cuatrimestre y se harán los exámenes a finales de este año.

En Valencia, hay que remontarse a la convocatoria de 2013, correspondiente a la OPE de 2007 para cubrir 500 plazas, donde un cambio en la nota de corte desencadenó la primera acción judicial contra unas oposiciones de enfermería. Finalmente, este proceso se desbloqueó y la administración lo retomará. Mientras, en Baleares hace unas semanas los sindicatos representados en la Mesa Sectorial del Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut) recibieron una propuesta por escrito de la consejería de Sanidad con el desglose de las plazas que se sacarán a concurso en la OPE de 2016. Este borrador incluye más de un 50 por ciento de plazas médicas, ya que, del total de 600 que saldrán a concurso, 310 se corresponden a facultativos. En concreto, 180 para facultativos especialistas de área, 70 para médicos de Familia, 40 para pediatría de atención primaria y 20 para médicos de urgencias.

24.839

millones de euros

Las comunidades autónomas destinarán esta cantidad a lo largo de este año. Un 43,4 por ciento de sus presupuestos sanitarios para este ejercicio. El crecimiento se encuentra en línea con el registrado ya en 2015 y obedece a un cambio de tendencia iniciado en 2014 que parece consolidarse.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales