Médicos y enfermeros muestran su confianza al nuevo consejero andaluz

Aquilino Alonso afirma en su toma de posesión que buscará “la complicidad con los profesionales”
Herramientas
|
19 jun 2015 - 16:00 h
|

La escisión de Salud y Políticas Sociales en dos consejerías diferentes y el nombramiento de Aquilino Alonso para dirigir la sanidad andaluza han sido bien recibidas por los profesionales. El pasado miércoles, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciaba la composición del nuevo Gobierno, días después de haber recibido el apoyo de Ciudadanos.

Los consejos regionales de médicos y enfermeros, así como el Sindicato Médico Andaluz (SMA) han destacado el talante “dialogante” del nuevo responsable de la sanidad andaluza, así como su experiencia. Hasta ahora había ejercido de viceconsejero de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, como número dos de María José Sánchez Rubio. Es la imagen que intentó transmitir también Alonso durante su toma de posesión. “Los retos fundamentalmente son buscar la complicidad con los profesionales, con las asociaciones de pacientes y con el resto de sectores que trabajan en salud, y a partir de ahí iremos desgranando las cosas que vamos a hacer”, explicó el nuevo consejero, acompañado en el acto por su antecesora, Sánchez Rubio, que continuará al frente de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), Antonio Aguado, destacó que la llegada de Sánchez Rubio y Alonso a la consejería en septiembre de 2013 permitió un cambio en las relaciones entre la Junta y el CACM. “Las relaciones con María Jesús Montero eran prácticamente inexistentes hasta que llegó este equipo”, señaló. Uno de los principales motivos del choque con Montero fue la decisión de la entonces consejera de eliminar la colegiación obligatoria y otorgarle carácter voluntario. “Salieron las sentencias del Tribunal Constitucional”, señala Aguado acerca de las relaciones de la corporación con la consejería.

En la misma línea se ha manifestado el presidente del Consejo Andaluz de Enfermería, Florentino Pérez Raya, quien se ha mostrado satisfecho por la decisión de Díaz de separar Salud de Políticas Sociales. “Es una reivindicación que hemos puesto sobre la mesa en muchas ocasiones, porque era una consejería que tenía demasiadas particularidades en diferentes temas que no se correspondían con la sanidad”, ha insistido.

El presidente del SMA, Antonio Rico, insistió en el carácter “dialogante” del nuevo consejero , aunque recordó las políticas de recortes que han padecido los médicos andaluces. Rico expresó su esperanza para que se “resuelvan los muchísimos problemas de la sanidad andaluza”, como los contratos al 75 por ciento o las sustituciones de los profesionales.

El responsable de la organización sindical manifestó que los principales contactos se han producido a través de las agencias públicas sanitarias, con un régimen laboral, “que tiene muchas deficiencias”. Rico lamentó que existen muchos puntos reivindicativos por resolver. “Conseguimos que nos escucharan pero conseguimos poco”, añade.

Twitter
Suplementos y Especiales