Obesidad y alcohol pueden dañar por igual el hígado

Herramientas
|
10 ene 2014 - 16:00 h
|

Miembros del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (Idiap Jordi Gol) estudiaron los factores asociados al llamado hígado graso no alcohólico, una patología que daña el hígado y que puede desencadenar una cirrosis, aunque el paciente no consuma alcohol. Se trata de una enfermedad que crece progresivamente en los países occidentales y provoca lesiones por cualquiera de los factores asociados al síndrome metabólico que pueden progresar hacia esa patología hepática. Según señaló Llorenç Caballería, investigador del IDIAP, los resultados de esta investigación muestran que variables como la obesidad, el sobrepeso o la resistencia a la insulina van muy ligados a la presencia de hígado graso no alcohólico, siendo especialmente significativa la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes.

Observaron también que, al contrario de lo que se pensaba hasta ahora, esta enfermedad no sólo afecta a las personas adultas obesas o a las mujeres diabéticas, sino que se ha visto que también puede producirse igualmente en ambos sexos, tanto en la edad adulta como en la pediátrica, y que esto “seguramente es debido al aumento de la obesidad en las sociedades occidentales”.

AP juega un papel esencial en la detección precoz, ya que puede intervenir sobre los factores asociados y evitar la evolución o agravamiento de la enfermedad.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales