Palbociclib casi dobla la SLP en cáncer de mama metastásico

Añadido a letrozol frenó la progresión 24,8 meses frente a los 14,5 en pacientes RE+ y HER2-
Herramientas
|
10 jun 2016 - 16:00 h
|

A juicio de Miguel Martín, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y presidente del Grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama, el estudio Paloma-2, en el que ha colaborado el grupo, ha ofrecido uno de los datos más importantes de este Congreso ASCO 2016.

El ensayo confirma que añadir la terapia dirigida palbociclib (Ibrance, de Pfizer) al tratamiento hormonal letrozol incrementa la supervivencia libre de progresión (SLP) en mujeres posmenopaúsicas con cáncer de mama avanzado o metastásico con receptores estrogénicos positivos y HER2 negativo (RE+/HER2-) que no habían recibido previamente tratamiento sistémico para el cáncer metastásico, frente a letrozol más placebo.

“El estudio confirma los datos que le valieron la aprobación en EE.UU. y los mejora, hasta el punto de que casi se duplica el tiempo de control del tumor (24, 8 meses versus 14,5). La magnitud del beneficio es parecida al de trastuzumab en pacientes HER2 positivo. Va a cambiar la práctica clínica”, matizó Martín, que además es segundo autor de este trabajo cuyos objetivos secundarios son duración del control tumoral, supervivencia global, seguridad o calidad de vida. “Es un fármaco molecular diferente con lo cual ya tenemos dos subtipos de cáncer con una terapia de gran eficacia que puede cambiar la evolución de estas enfermedades”, aseveró.

Asimismo, Geicam está investigando también palbociclib en combinación con tratamiento hormonal en otros dos estudios propios (Pearl y Flipper).

Inmunología

A juicio de Javier Cortés, jefe de la Unidad de Cáncer de mama y tumores Ginecológicos del Hospital Ramón y Cajal, con estos resultados en primera línea se va a contar en HER2 positivo con la combinación de trastuzumab y pertuzumab, en hormonal con palbociclib, y en triple negativo se está probando ya la inmunoterapia.

“Vamos retrasados en este campo pero se empiezan a ver datos muy interesantes”, apostilló subrayando que se está buscando la fórmula para combinar quimioterapia más pembrolizumab en pacientes pretratados con tumores hormonales.

Por otro lado, Cortés hizo mención al programa francés ESME, cuyos datos se presentaron en el congreso, que ha conseguido una base de datos de más de 14.000 mujeres de las cuales unas 4.000 habían recibido en primera línea paclitaxel o paclitaxel junto con el antiangiogénico bevacizumab. Los resultados muestran que bevacizumab mejora la supervivencia “de forma clarísima”, con mejoras en la mediana entre 6 y 8 meses, es decir, un 25 por ciento, resume el oncólogo.

Twitter
Suplementos y Especiales