Pediatría solicita que se convoquen al menos las plazas MIR acreditadas

Proponen medidas organizativas para mejorar la situación de la profesión en el primer nivel asistencial
Herramientas
|
03 jun 2016 - 16:00 h
|

La pediatría de AP es el eslabón más débil de la cadena del primer nivel asistencial y las autoridades deben prestar especial atención a la deficiente situación de las consultas infantiles de los centros de salud ante la falta de especialistas pediatras y de enfermeras con la titulación de la especialidad, la masificación en las consultas y las malas condiciones laborales, aseguró la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), Concepción Sánchez Pina, en el marco de su reunión anual.

Sánchez Pina puso de manifiesto que, según datos del propio Ministerio de Sanidad, hay 6.400 plazas de pediatría en los centros de salud españoles y un 30 por ciento no están cubiertas por pediatras titulados.

El problema de esta escasez se agrava con el incremento de enfermedades crónicas en la edad infantil como asma, TDAH, enfermedades mentales y obesidad, y con el hecho de que en entre cinco y diez años empezarán a jubilarse muchos de estos profesionales hasta el punto de superar en número a los que entran en la residencia de la especialidad, por lo que no habrá suficientes para el reemplazo generacional. En esta línea, aseguró no entender el motivo por el que no se cubren, al menos, las 432 plazas que ya están acreditadas y presupuestadas para formar pediatras. “En 2015 hubo 392 plazas convocadas para que hicieran el MIR de pediatría y en 2016, 400, es decir, un ocho por ciento menos de las presupuestadas”, subrayó.

Además, con vistas a mejorar la situación, proponen una serie de medidas “sencillas y de fácil aplicación” que pasan por subir el número de plazas MIR paulatinamente hasta alcanzar las necesidades del modelo de atención infantil español y aumentar la rotación de los residentes de pediatría en AP, porque actualmente el 43 por ciento de ellos pasan por el primer nivel asistencial menos de los tres meses que establece la normativa. Asimismo, también lamentan que muchos pediatras trabajen solos, sin hacer equipo con enfermería, y piden asimismo que cada niño tenga una enfermera con dedicación exclusiva a pediatría y, preferiblemente, que disponga de la especialidad.

Por otro lado, piden que se incremente la presencia de los pediatras de primaria como profesores asociados en la universidad, pues dos de cada tres pediatras trabajan en centros de salud pero solo hay profesores asociados con perfil de pediatra de AP en una de cada cuatro facultades de medicina, según una encuesta de la Aepap y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.

Solicitan aumentar la presencia de pediatras en los puestos técnicos de las consejerías y las gerencias de AP, ya que hay en España un pediatra por cada cuatro médicos de familia pero los puestos de gestión están copados por familia y enfermería, por tanto, solicitan que se cree el puesto de coordinador de pediatras en las gerencias para abordar los temas de la salud infantil. Sánchez Pina concluye que la medida más importante sería “hacer la AP más atractiva laboralmente”.

Twitter
Suplementos y Especiales