ONCOLOGÍA/ Los países del Este registran los peores datos, por debajo de la media

Persiste la brecha europea en supervivencia al cáncer

La falta de financiación pública y de planes nacionales marcan las diferencias

España, entre los países con mejor tasa en siete de los diez tipos de tumor evaluados

Herramientas
|
05 dic 2013 - 18:00 h
|

Es indiscutible que las tasas de supervivencia de los pacientes con cáncer están aumentando gracias a los avances en el tratamiento y a la detección precoz, que cuando se logra permite incluso la curación.

Sin embargo, persisten las diferencias entre los resultados de los distintos países europeos, sobre todo con los de la zona Este, según revelan los resultados del estudio EuroCare-5. Recién publicado en la revista The Lancet, analiza los datos de los registros del cáncer de 29 países, entre los que se encuentra España, con el fin de evaluar la supervivencia a 5 años de más de nueve millones de adultos y 60.415 niños diagnosticados entre los años 1999 y 2007.

La buena noticia, a nivel local, es que España se encuentra entre los países del sur de Europa con mejores resultados en todos los tipos de cáncer, junto a Portugal e Italia. A ellos se suman los países nórdicos (con la excepción de Dinamarca) y los países de Europa Central como Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Suiza y Países Bajos.

En concreto, España supera la media europea en siete de los diez tipos de tumor evaluados, quedando por debajo sólo en pulmón, ovario y riñón.

A la cola del ránquing se encuentran los países del Este de Europa, en concreto Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Eslovaquia, con los peores datos en supervivencia, inferiores a la media europea. Así, es del 49 por ciento frente al 57 por ciento en cáncer de colon; 45 vs 56 por ciento en recto; 50 vs 59 por ciento en linfoma no Hodgkin o 74 vs 83 por ciento en melanoma.

A pesar de ello, en el informe también se refleja una cierta tendencia a la mejora, ya que, por ejemplo en cáncer de mama, los avances en la supervivencia entre 1999 y 2007 (del 70 al 75 por ciento), han reducido la brecha con los países nórdicos en el mismo periodo de tiempo (del 82 al 85 por ciento).

Y lo más interesante es que los autores del estudio puntualizan cuáles son los motivos que explican las inequidades. En los países del Este, la culpa de la peor supervivencia la tienen “la escasez de financiación pública para el control del cáncer, la falta de planes nacionales y el acceso inadecuado a los programas de detección y a los protocolos de tratamiento”.

Por su parte, el nivel subóptimo en la tasas alcanzadas en Reino Unido y Dinamarca radica en el retraso en el diagnóstico.

Ante este escenario, los investigadores recomiendan programas de colaboración entre instituciones médicas de países con alto nivel económico con los menos favorecidos, de cara a paliar las diferencias.

Mejora parcial

Roberta de Angelis, del Instituto Superior de Sanidad en Roma y una de las responsables de este trabajo, destaca además que, aunque se está reduciendo la disparidad internacional, sólo se está logrando en algunos tipos de cáncer. como el de mama, recto, próstata y melanoma. Con todo, celebra que la supervivencia a los 5 años del diagnóstico haya aumentado en todas las regiones europeas, ya que significa el éxito de los programas de cribado existentes y la efectividad de las terapias disponibles en la actualidad.

En lo referente a cáncer infantil, Gemma Gatta, del Instituto Nacional de Tumores en Milán (Italia), puntualiza que, si bien en Europa oriental la supervivencia ha mejorado 5 puntos porcentuales del periodo 1999-2001 al 2005-2007, aún representa el mínimo, con un 70 por ciento, alejado del más del 80 por ciento en la región norte, centro y sur. En un plano general, Gatta matiza que sólo se ha logrado reducir las tasas de mortalidad en los cánceres infantiles de la sangre.

Twitter
Suplementos y Especiales