Ponen en marcha dos registros de evaluación del uso de edoxaban

Herramientas
|
04 sep 2015 - 16:00 h
|

Una vez confirmada la eficacia de los nuevos anticoagulantes orales (NACOs) en ensayos clínicos y de comprobar estos resultados en otros subgrupos de pacientes (en tratamiento simultáneo con antigregantes plaquetarios, por ejemplo), ahora es el turno de comprobar si los datos se replican en la práctica clínica.

Aunque ya existen datos positivos en este sentido con otros NACOs como dabigatran, apixaban o rivaroxaban, durante el ESC 2015 se ha anunciado el reclutamiento del primer paciente del registro ETNA-AF-Europe y la puesta en marcha del registro ETNA-VTE-Europe, dos proyectos no intervencionistas que buscan recopilar información del uso en práctica clínica de edoxaban, comercializado por Daiichi Sankyo como Lixiana.

En el primero de ellos, el registro ETNA-AF-Europe, participarán unos 13.000 pacientes con fibrilación auricular procedentes de 1.450 centros de 12 países europeos, entre los que se encuentra España. En el segundo registro, el ETNA-VTE- Europe, se prevé que participen aproximadamente unos 2.700 pacientes con tromboembolismo venoso procedentes de 660 centros de 11 países europeos. Precisamente, y coincidiendo prácticamente con la celebración del congreso, el NICE ha emitido una recomendación de uso de edoxaban enel tratamiento y prevención de recurrencias en trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. La Comisión Europea aprobó su comercialización en estas indicaciones el pasado mes de junio.

Nuevos datos de idarucizumab

Pero ¿qué ocurre si es necesario revertir la anticoagulación rápidamente para, por ejemplo, realizar una intervención quirúrgica de urgencia? Tras la publicación en junio de este año en el New England Journal of Medicine de datos que demostraban la eficacia de idarucizumab en la reversión del efecto de dabigatran en el cien por cien de los pacientes, ahora un análisis intermedio del ensayo en fase III Re-Verse AD presentado en el ESC demuestra que son suficientes 5 mg de este fármaco para poder iniciar una intervención en un tiempo medio de 1,7 horas.

Según el estudio, el 92 por ciento de los pacientes presentaron además niveles normales de coagulación durante las intervenciones y no se registraron complicaciones postoperatorias en las 24 horas posteriores a la intervención.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales