Recuperar la confianza del profesional entra en la agenda política de las CC.AA.

Las regiones quieren hacer partícipe al personal sanitario en la eliminación de las bolsas de ineficiencia
Herramientas
|
23 oct 2015 - 16:00 h
|

Los nuevos consejeros de Sanidad se han marcado como objetivo para la presente legislatura recuperar la confianza de los profesionales sanitarios. Tres altos cargos de las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha y Canarias explicaron durante las jornadas ‘Aula Bayer. Debate sociosanitario’ que sus responsables han marcado este objetivo en sus agendas.

El ejemplo más claro es el de la región manchega. El director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria, Rodrigo Gutiérrez, señaló que su consejero, Jesús Fernández, anunciará el próximo mes la convocatoria de una oferta pública de empleo (OPE) en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam). Esta OPE vendría a compensar parte de la pérdida de empleo que se ha producido en los últimos tres años. Su plantilla se ha reducido un 11 por ciento en este periodo. “Entre nuestras prioridades se encuentra recuperar la confianza y la complicidad con el profesional, pero sobre todo su autoestima, porque ha sufrido demasiados recortes”, admitió. No es la única región que ha anunciado medidas de estas características. Otras regiones como Andalucía o Navarra ya han expresado su intención de acometer una ampliación de los recursos humanos (ver GM nº569).

Quizás esta tensión entre el personal y los órganos de gobierno ha alcanzado mayores niveles en la Comunidad de Madrid, a raíz del último proceso para la externalización de la gestión de seis hospitales públicos. Es la reflexión que realizó César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). “En Madrid no ha afectado tanto la crisis económica como la política”, señaló en relación a los sucesivos cambios al frente de la Consejería de Sanidad durante la pasada legislatura con tres titulares diferentes.

“Los profesionales están muy susceptibles ante cualquier medida; por tanto, hay que convencerlos”, destacó Pascual. El director general subrayó que su comunidad autónoma afronta una serie de procesos complicados, como “la reorganización de hospitales complejos”, iniciativa para la que su consejero, Jesús Sánchez Martos, desea contar con el respaldo de los trabajadores del Sermas.

El director general de Programas Asistenciales del Sistema Canario de Salud, Rodrigo Emilio Macías, reconoció “el maltrato” a los profesionales, con bajadas de sueldo, aumentos de horario y sin sustituciones, entre otros recortes.Pero el descontento de los profesionales no es un problema exclusivo de estas tres comunidades autónomas. Los sindicatos ya han dejado constancia de su malestar en algunas regiones. Baleares es el caso más claro, después de que el nuevo Gobierno decidiera suspender las carrera profesional (ver GM nº572).

Bolsas de ineficiencia

La participación de los profesionales permitiría hacer frente a uno de los principales problemas: la eliminación de las bolsas de ineficiencia. Ante las previsiones que hacen referencia a incrementos presupuestarios en las comunidades autónomas, Pascual afirma que no impactarán de manera importante en sanidad. “Irán a tapar el déficit”, señaló. Esta perspectiva les obliga a insistir en “reajustar despilfarros y gestionar mejor los recursos”, añadió. El director general de Coordinación de la Asistencia sanitaria admitió las dificultades para poner en marcha todas las estrategias. “No podemos llegar a todo, pero sí sabemos lo que queremos implantar en los próximos 18 o 24 meses”. En esta tarea, la comunidad quiere contar con el profesional. “Si recuperamos su confianza, nos permitirá buscar la rentabilidad del sistema”, destacó. Canarias, por su parte, ya ha iniciado un estudio con el fin de analizar “el uso de recursos, fármacos y tecnología”, afirmó Macías.

Para la consecución del objetivo de reducir las ineficiencias, la tecnología será otro de los apoyos de las consejerías. Gutiérrez introdujo algunos matices. “Lo importante no es la herramienta en sí, sino el uso que se hace de ella, que debería ser eficiente”, aclaró.En la misma línea se manifestó Macías. Uno de los proyectos que más beneficios ha aportado ha sido la receta electrónica: “Ha permitido que los profesionales encuentren duplicidades o sepan si se están utilizando fármacos de baja utilidad terapéutica”.

Los tres responsables insistieron en la necesidad de potenciar la atención primaria y reducir el “hospitalocentrismo”. La región que preside Cristina Cifuentes se ha comprometido a incrementar su presupuesto para primaria en 30 millones anualmente.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales