Trabectedina, más activa en segunda línea que en tercera o cuarta en sarcomas

Herramientas
|
01 abr 2016 - 16:00 h
|

Los sarcomas son un tipo de cáncer poco frecuente que se origina en los tejidos que conectan, soportan y rodean otras estructuras corporales, como los músculos, la grasa, los vasos sanguíneos, los nervios, los tendones y el revestimiento de las articulaciones. Como explica Javier Martín Broto, oncólogo en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, existen más de 60 subtipos diferentes de sarcomas. “Los hay de agresividad intermedia, porque es poco probable que metastaticen pero hacen mucho daño allí donde brotan, y otros hacen poco daño en el lugar en el que aparecen pero es muy probable que hagan metástasis”, señala Martín.

Este experto comenta que habitualmente el 20 por ciento de los sarcomas empiezan con metástasis. Asimismo, el 80 por ciento de los sarcomas se presentan localizados. “Y de estos, aunque se traten de la mejor manera, el 40 por ciento van a metastatizar”, comenta.

Este experto señala que la aparición de tres nuevos fármacos ha permitido incrementar de forma considerable la supervivencia de los pacientes. “Hace diez años, la mediana de supervivencia era de 12 meses y ahora es de 18 meses”, comenta Martín. Estos tres fármacos son gemcitabina (Gemzar, de Lilly), trabectedina (Yondelis, de PharmaMar) y pazopanib (Votrient, de GSK). Se administran después de emplear las antraciclinas, que son la terapia de primera línea para los sarcomas. Estos tres fármacos se combinan con otros, como la dacarbazina o el docetaxel, aunque no hay algoritmos que indiquen en qué orden se deben emplear.

De todos modos, señala este experto, “se sabe que la trabectedina es más activa en segunda línea que en tercera o cuarta línea. Y que es activa para los liposarcomas, a diferencia de pazopanib”.

Centros de referencia

Martín hace hincapié en la necesidad de la creación de una red de centros de referencia para que el paciente con sospecha de sarcoma de tejidos blandos sea tratado por un equipo experto. “Como son bultos que nacen en las extremidades, hay cirujanos que los operan sin biopsia previa. Si se trata de un sarcoma, con la intervención se contamina el lecho quirúrgico y aumenta el riesgo de muerte por la patología”, señala. El Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS), del cual Martín es presidente, ha pedido al ministerio de Sanidad la creación de estos centros de referencia. “Estamos en la fase final y esperando que en breves fechas ya por fin se oficialicen estos centros, que podrían ser 6 o 7”.

Twitter
Suplementos y Especiales