Un equipo multidisciplinar está elaborando la primera guía sobre linfedema

Herramientas
|
30 abr 2013 - 14:00 h
|

El linfedema que afecta al brazo es una de las principales secuelas tras la extirpación de los ganglios linfáticos de la axila y administración de la radioterapia tras cáncer de mama. En torno a un 30 por ciento de las mujeres que han sufrido este tipo de tumor desarrollarán esta complicación.

Estos datos se han puesto de manifiesto en una mesa de expertos sobre el linfedema en el 21º Congreso Nacional del Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (Seacv), recién celebrado en Málaga.

En el encuentro, todos los ponentes han insistido en la importancia de los autocuidados del enfermo, el ejercicio fisico regular y el control del peso como elementos clave en la prevención y control de esta patología.

Raquel Bravo Escobar, responsable de la Unidad de Linfedema del Hospital U. Virgen de la Victoria de Málaga, explica que en este centro llevan desde 2008 aplicando protocolos de prevención para las pacientes intervenidas gracias a la creación de la Escuela de Linfedema. “El objetivo es informar a las pacientes intervenidas de cáncer de mama con vaciamiento ganglionar axilar sobre ejercicios de movilización precoz de la extremidad afecta y normas de higiene y prevención”, subraya.

Para un buen manejo del linfedema, además de la participación activa de la paciente, es necesaria la estrecha relación entre los profesionales sanitarios que atienden a los enfermos.

En este sentido el Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) y la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) están elaborando conjuntamente la primera guía de orientación diagnóstica y terapéutica del linfedema desde una perspectiva interdisciplinar.

Entre los aspectos que se recogerán en el nuevo documento, se encuentran datos epidemiológicos sobre el linfedema, su origen y factores de riesgo, síntomas, valoración médica, diagnóstico y estadificación, diagnóstico diferencial, complicaciones, y aspectos ligados a la prevención. En cuanto al tratamiento, la guía hará énfasis en el tratamiento conservador de esta patología sin olvidad las posibilidades de tratamiento quirúrgico más actuales.

En el encuentro también estuvieron presentes las doctoras Cristina Puigdellivol, vocal del Capítulo Español de Flebología y Linfología; Belén Alonso Álvarez, del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital U. Ramón y Cajal de Madrid; Vicente Ibáñez, presidente del CEFyL; Inmaculada García, jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital U. Virgen de las Nieves; Remedios Ruiz Miñarro, linfoterapeuta y fisioterapeuta de la Clínica Salut i Esport de Barcelona, y Luis Miguel Amurrio López de Gastiain, psicólogo Clínico de la Asociación Contra el Cáncer de Álava.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales