Hablan los Políticos

Un lustro marcado por un ‘decretazo’ que revolucionó la sanidad

Políticos y consejeros coinciden en que a partir de ahora hay que trabajar por devolver la equidad a un SNS que ha sobrevivido gracias al esfuerzo de los profesionales
Herramientas
|
06 may 2016 - 16:00 h
|

Estos cinco años no han pasado en balde para el sistema sanitario. Una afirmación en la que coinciden muchos de los políticos que han estado al frente de las riendas del SNS en este último lustro. Si hay que poner protagonistas muchos lo hacen con nombres y apellidos: Ana Mato, Pilar Farjas o el genérico: el RD 16/2012. Culpables para muchos de todos los males del sistema, y para otros, la tabla de salvación que ha sacado a reflote la sanidad. Opiniones variopintas que se unen para hacer balance y un análisis de lo que fue, y proponer recetas para llegar a ser, en un clima político bastante incierto, con unas elecciones planeando en el horizonte, que podrían no dar una vuelta de tuerca a un sistema “de calidad” que se mantiene gracias al esfuerzo de profesionales y pacientes.

El decretazo

La carta de presentación de la ex ministra de Sanidad, Ana Mato, fue sin duda el decreto de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del SNS. Desde aquel 20 de abril de 2012 hablar de sanidad implica recordar esta normativa. El ex secretario general de Sanidad del PSOE, José Martínez Olmos, lo tiene claro: es el peor hito de los últimos cinco años, que surgió como consecuencia de una “actitud de prepotencia del PP, sin diálogo y sin voluntad de acuerdo”. Así lo cree también Concepción Tarruella. Con los recortes el panorama sanitario cambió, “el PP se equivocó y con el tiempo se está viendo”, explica, en relación a los giros que dieron algunas comunidades a este decreto oponiéndose a medidas como los copagos. De esta etapa oscura, la ex política no puede dejar de señalar a Mato y a su secretaria general, Pilar Farjas, como las culpables de estos errores. “Quitar la vacuna de la varicela de la oficina de farmacia y transformar la sanidad pública en una sanidad de aseguramiento es algo en lo que no se puede volver a caer”. Eliminar, por tanto, este decreto es el objetivo del partido de Amparo Botejara, portavoz adjunta de Sanidad de Podemos. “El único partido que apuesta por derogar el capítulo I del RD para que no queden excluidas del sistema las personas que permanezcan más de tres meses fuera del país, los migrantes (que no estén sujetas a acuerdos de la Unión Europea) ni las personas con ingresos mayores de 10.000 euros anuales”. En el otro extremo, el ex secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, tiene claro que fue “una etapa de luces”, vertebrada por un decreto que supuso un antes y un después en “la consolidación y el desarrollo de la calidad, la cohesión y la equidad”.

Para Rafael Bengoa, asesor del PSOE, “está claro que ante un sector que ya estaba infra financiado, el Gobierno lo hizo aún más. Algo que ha hecho mella en términos de los indicadores de calidad, y del acceso a distintos tratamientos”. Por alusiones, el ex portavoz de Sanidad del PP en el Senado, Jesús Aguirre, reconoce que fueron años comprometidos, pero tiene claro que el RD 16/2012 fue la tabla de salvación. Desde 2010, las comunidades tenían un déficit acumulado importante. Aguirre y Moreno, recuerdan los problemas de pago a proveedores; de sostenibilidad, etc... y todo ello, implicaba “tomar el toro por los cuernos para evitar perder la joya de la corona”. El senador señala que se tomaron medidas muy importantes por parte del gobierno en aquella época a través del Plan de Pago a Proveedores y los Fondos de Liquidez Autonómica, en el cual el 85 por ciento iba enfocado a pagar los costes sanitarios para garantizar la sostenibilidad. Además, “se generaron ahorros cercanos a los 6.000 millones de euros y han posibilitado la incorporación de más de 185 innovaciones terapéuticas a la cartera pública”, subraya Moreno. En esta línea, para el ex ministro de Sanidad del Gobierno de UCD, Enrique Sánchez de León, los recortes en el gasto sanitario no han sido sustantivos, y por lo tanto no han repercutido en el presupuesto público en sanidad.

Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos, considera que los ajustes deberían haberse fiscalizado más en el recorte de ladrillo sanitario. Importante también poner el foco en las políticas de “no hacer”, es decir, de eliminar todo aquello que no está sujeto a la evidencia científica. “Hay mucho margen de mejora en estos campos”.

Los ex consejeros de Sanidad de Cataluña y Comunidad Valenciana, Boi Ruiz y Manuel Cervera, tienen posturas encontradas. Para el catalán, este decreto implica la pérdida de universalidad y “todo el mundo tiene derecho a la atención sanitaria y a la protección de su salud”. De la ‘era Mato’ confiesa que se plantearon dar un golpe en la mesa y proponer medidas alternativas, pero “no se propuso una ley, porque en Madrid las tumbaban todas”.

Cervera, por su lado, defiende apostar por la cohesión del SNS, y de hecho considera que gracias a las leyes que imperaron en los últimos años se ha dado un paso más. “Todos los territorios, tienen unidades de excelencia, unidades de referencia, los mejores profesionales, y es posible acercar la sanidad de calidad a todos los españoles sin distinción del lugar donde se encuentren”.

Inequidades

Sin embargo no todos opinan igual. La equidad se ha quedado por el camino en los últimos tiempos. “Es urgente recuperarla”, insiste Igea, al tiempo que añade que “la política de personal debe recuperar la dignidad, la independencia y la meritocracia como ejes fundamentales”. La sostenibilidad debe asegurarse con inversión adecuada y reformas en gestión más centradas en la evaluación de políticas públicas que en puros recortes.

Sea quien sea quien ocupe el despacho sanitario tienen claro que conseguir una equidad en el acceso a los medicamentos, y una equidad para todas las CC.AA. dentro de la prestación de servicios, y que la sanidad sea igual para el ciudadano independiente de su código postal es una prioridad marcada en agenda desde hace tiempo.

La solución para todos es apostar por un ministerio con más competencias.“Es la única manera de conseguir resultados en salud”, apunta Bengoa. Sin embargo, todo ello pasa por la remodelación del sistema sanitario.

En materia laboral esta reestructuración debería conseguir “un feedback de profesionales entre CC.AA. homogéneo en concursos de traslados u por oposición a nivel de baremos”, indica Aguirre. En definitiva, “un modelo de sanidad sujeto a lo que se merece España y lo que piden ciudadanos y profesionales, y todo gracias al consenso”, acota Olmos.

Además, es importante también, a juicio de Bengoa, la importancia de no concebir el SNS como un gran gasto. “El envejecimiento de la sociedad española y el aumento de la demanda en los próximos años va a ser de un cuatro por ciento mayor”, adelanta el vasco, por lo que habrá que apostar por el SNS en materia de financiación para poder sobrevivir a la demanda que viene.

En este punto, casi todos están convencidos del cambio en el modelo presupuestario y el reparto entre comunidades tiene que ser más equitativo. Pero es “fundamental el consenso en esta materia”, reitera Tarruella. No se olvidan también del blindaje a algunos asuntos prioritarios como es la innovación y la tecnología. Para Botejara hay que realizar una redistribución del copago farmacéutico, garantizar la universalidad de atención sanitaria y restablecer los fondos de garantía asistencial, contemplados en el Capítulo III del RD 16/2012.

A partir de aquí, paradójicamente todos hablan de un gran pacto por la Sanidad, y lo proponen como tarea para los próximos meses electorales. Es necesario, por tanto, “sacar la sanidad de los debates políticos”, reitera Tarruella, a la vez que Aguirre propone “comprender la importancia de los grandes pactos de estado y no empezar a tener debates estériles sobre sanidad”. Como destaca Cervera, el SNS necesita ayuda, y quizás este pacto puede ser la nueva tabla de salvación de la sanidad para los próximos años.

Francisco Igea,
Ciudadanos

Hay que introducir la transparencia y el control de resultados”

Amparo Botejara, ptvoz. adjunta de Podemos

Lo más importante es garantizar la equidad y la accesibilidad”

Boi Ruiz,exconseller
de Salut de Cataluña

Cuando se incorpora algo cartera de servicios hay que invertir”

Manuel Cervera, ex consejero de la C. Valenciana

Hay que blindar la innovación y la financiación de las comunidades “

José Mtnz. Olmos,
ex sec. gnral del PSOE

El próximo ministerio tiene que coger las riendas del liderazgo perdido” Jesús Aguirre,
ex ptvoz. del Senado del PP

La sanidad nunca debe ser moneda de cambio político”

Rafael Bengoa,
Asesor PSOE de Sanidad

Los futuros responsables deberían ser conocedores sistema” Conxita Tarruella,
ex diputada de CiU

Toca derogar el RD 16/2012, y arreglar lo que el PP ha hecho mal”

Enrique Sánchez de León, ex ministro

Los recortes globales del gasto sanitario no han sido sustantivos”

Twitter
Suplementos y Especiales