Un registro de pacientes aportaría los datos de eficacia real de los fármacos

Según los oncológos mejoraría “muchísimo” la atención y el tratamiento a los pacientes
Herramientas
|
19 sep 2014 - 16:00 h
|

Los registros de pacientes benefician que se lleve a cabo una planificación sanitaria futura que, en ausencia de estos datos, resulta muy complicada, e incluyen la estimación del gasto terapéutico, que supondrá un problema muy grave en los próximos años. Además, proporcionan información sobre indicadores de calidad asistencial, identifican necesidades no cubiertas y se han mostrado fundamentales para la investigación oncológica. Así lo aseguró el jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Gregorio Marañón, Miguel Martín, durante su intervención en la jornada ‘Registro de pacientes: una herramienta básica para la investigación clínica y la evaluación de resultados en salud’, organizada por el Instituto Roche.

Martín incidió en que aportan una información “crucial” para conocer la carga del cáncer de un país, y es lo primero que una persona “que tuviera un poco de sentido común” y que quisiera organizar la sanidad de un país haría. “Es la mejor inversión posible, cueste lo que cueste, que no cuesta tanto, por cierto”, recalcó.

Además, así podría resolverse una preocupación de largo recorrido entre los médicos: tener información sobre las terapias “en la vida real”, a diferencia de los ensayos clínicos, cuyos resultados no siempre son extrapolables a la población que padece la enfermedad, tal como sucede ya en países como Holanda, que mide los resultados de los fármacos en condiciones de práctica clínica real y paga a los laboratorios en base a esos mismos resultados en los pacientes que los han recibido. En este sentido, la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Pilar Garrido, explicó que los resultados de estos ensayos no coinciden con los pacientes mayores o pluripatológicos con los que con gran frecuencia se encuentran los oncólogos. De hecho, aseguró que la SEOM está comprometida a avanzar en esta línea y realizar un registro ya que, en la actualidad, no se sabe si los pacientes tratados en diferentes hospitales y regiones viven lo mismo, tienen la misma tasa de complicaciones o consumen la misma cantidad de recursos. Un paso en esta dirección será que en enero, junto con la Sociedad Española de Anatomía Patológica, desarrollarán una plataforma de biomarcadores para compartir esta información.

El jefe del Servicio de Oncología del Gregorio Marañón afirmó que España “no está bien” en registros de pacientes oncológicos y avanzar en ese sentido haría “sin duda” que los pacientes con cáncer “sean tratados muchísimo mejor”.

Ana Coplés, directora de Farmacia y Política del Medicamento del Institut Català d’Oncologia (ICO), por su parte, abogó por orientar el sistema al pago por resultados, tanto en los tratamientos como en la atención. Asimismo, incidió en que la evaluación de resultados debe estar en la base de cualquier línea de actuación así como en que se deben de elaborar guías clínica que sean corresponsables y estén codecididas entre los distintos profesionales, trabajando siempre de manera multidisciplinar.

Transformar una información que ya existe en bruto en “información inteligente” es el reto esencial para alcanzar este registro en opinión del director general de Roche Pharma España, Andreas Abt, pues permitiría fijar el precio de los tratamientos en función de los resultados reales.

Por otro lado, el jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), César Hernández, abogó por impulsar las autorizaciones condicionales reales, en las que los fármacos aún no hayan sido realmente aprobados. Además, los pacientes que reciban el medicamento debem saber que no es un ensayo, que todavía se está generando conocimiento; la industria, que no puede pedir lo mismo por algo cuyo conocimiento no ha finalizado; y el médico, que el uso del mismo está restringido exclusivamente a la situación que se está estudiando.

Twitter
Suplementos y Especiales