Ann Aerts, directora de la Fundación Novartis

“Vemos la filantropía como un catalizador para testar soluciones innovadoras”

Aunque con un nombre diferente, la misión de la Fundación Novartis sigue siendo el desarrollo de programas
que ayuden a extender una atención sanitaria de calidad a los países de ingresos bajos y medios. Una de sus metas
es la de obtener resultados para que los gobiernos locales puedan invertir en proyectos que ya tienen un recorrido.
Herramientas
|
13 mar 2015 - 16:00 h
|

Pregunta. ¿Cuáles son los objetivos estratégicos de la Fundación Novartis?

Respuesta. Nuestra estrategia es extender el acceso a los cuidados sanitarios y explorar modelos de prestación de servicios de salud innovadores en países de bajos y medios ingresos. Sabemos que el acceso a la atención médica adecuada sigue siendo un reto para cerca de 1,3 millones de personas en todo el mundo, y por eso en nuestro trabajo, nos centramos en la eliminación de enfermedades como la lepra y la malaria, así como la asistencia sanitaria general. Sin embargo, reconocemos el creciente problema de la gestión de las enfermedades no transmisibles (ENT) junto con el reto continuo de las enfermedades infecciosas en estas geografías, y hemos comenzado a explorar formas innovadoras para hacer frente a esta carga de morbilidad dual. Por ejemplo, el año pasado llevamos a cabo un encuentro en Basilea sobre cómo podemos proyectar lo aprendido en el manejo de las enfermedades infecciosas y los programas de salud materno-infantil de las ENT en estos países. Compartir diferentes experiencias y puntos de vista es otra parte importante de nuestro trabajo para fomentar el diálogo y compartir conocimientos con la comunidad sanitaria mundial.

P. ¿Qué proyectos está previsto que se desarrollen?

R. Este año continuaremos desarrollando nuestros programas actuales de erradicación de enfermedades y expandiendo el acceso a una atención sanitaria de calidad. En particular nuestros principales proyectos se centrarán en demostrar la viabilidad de un innovador enfoque hacia cero transmisión de la lepra mediante el cribado de las personas de contacto de los pacientes recientemente diagnosticados, proporcionándoles el tratamiento preventivo. Esto se desarrollará en varios países de Asia, África y Latinoamérica. También vamos a trabajar en el desarrollo de un test de diagnóstico de la lepra, ya que no contar con un test, dificulta el diagnóstico en estados tempranos. Para expandir el impacto de nuestros programas de salud, estamos planeando ampliar un proyecto de telemedicina que apoyamos en Ghana. El proyecto utiliza los teléfonos móviles para realizar sesiones de entrenamiento y consultas para superar las barreras geográficas. Adicionalmente, hemos comenzado nuevos proyectos de salud digital para manejar la enfermedad cardiovascular en África, así como en Asia y Latinoamérica.

P. En 2013 los programas llegaron a tres millones de personas, ¿se ha incrementado en 2014 esta cifra?

R. Sí, estamos muy orgullosos de que, en colaboración con nuestros partners, en 2014 los programas hayan llegado a 3,5 millones de personas. Estamos comprometidos con el crecimiento del número de sistemas de salud sostenibles que mejoren los resultados para los pacientes en los países de ingresos bajos y medios.

P. “De las comunidades locales a los decisores políticos”. Ésta es una de las líneas de la fundación. ¿Es necesario llamar a los gobiernos a la acción?

R. Vemos la filantropía como un catalizador para testar soluciones innovadoras que las empresas o los gobiernos no pueden hacer, validándolas con generación de pruebas, por lo que los gobiernos pueden invertir en innovaciones que tienen un recorrido. La Fundación Novartis involucra a las administraciones desde la planificación, hasta la implementación y el desarrollo de las iniciativas que llevamos a cabo. También queremos extender los logros de los programas para influir en las políticas locales e internacionales.

P. ¿Cómo se estructura esa misión de la fundación de compartir conocimientos y fomentar el diálogo?

R. La Fundación Novartis convoca a los actores claves del gobierno, el ámbito académico y la sociedad civil en su serie de diálogos sobre temas relacionados con el acceso a la salud global. Las lecciones aprendidas y las mejores prácticas de nuestros proyectos se comparten con la opinión de expertos y el debate de los participantes y las principales conclusiones se incorporan en un informe que recoge las recomendaciones.

P. Recientemente la fundación ha cambiado su nombre, ¿cuál es la razón?

R. Este cambio refleja el papel primordial de la fundación para Novartis y subraya nuestro hincapié en el desarrollo de proyectos que posibilitan cuidados de salud de calidad en países de bajos y medios ingresos, sobre la base de la misión de Novartis de cuidar y curar.

P. ¿Considera que las compañías del sector salud deberían tener una mayor implicación en la RSC?

R. Las fórmulas para extender la asistencia sanitaria son complejas y sostener las mejoras en el acceso a la medicina depende de las contribuciones de la comunidad internacional, los gobiernos de los países en desarrollo, las ONGs nacionales e internacionales y las comunidades, además de las compañías del sector. Mejorar el acceso del paciente a la asistencia sanitaria es un compromiso de Novartis y la Fundación Novartis, y trabajamos con muchos socios.

P. ¿Cómo innova la fundación en sus proyectos?

R. La fundación trae la innovación a sus proyectos de diferentes maneras. Por ejemplo, utilizando la esalud para fortalecer los recursos humanos y mejorar el acceso en zonas remotas, siendo pioneros en nuevos partenariados y modelos que promuevan intervenciones sostenibles y escalables y poniendo una mentalidad empresarial en nuestro trabajo en salud global. Hemos estado haciendo esto apoyándonos en los socios y sus conocimientos. En nuestro apoyo al Centro de Formación de Tanzania para la Salud Internacional en Ifakara, Tanzania, los partners han ayudado a la capacidad local mediante la transferencia de conocimientos en gestión, recursos humanos y habilidades de marketing a los socios locales.

P. Una de las metas es contribuir a la erradicación de la lepra y la malaria ¿Son necesarias más políticas globales para luchar contra estas enfermedades?

R. Sí, mejorar la coordinación y la colaboración en todos los niveles, incluso con los principales actores de la salud mundial, académicos, gobierno y sociedad civil, es necesario para conseguir la eliminación de estas enfermedades. En 2012 Novartis firmó la Declaración de Londres sobre Enfermedades Tropicales Desatendidas, que reunió a un grupo sin precedentes de actores públicos y privados para el control o la erradicación de diez de estas patologías en 2020. Como parte de ese esfuerzo internacional, Novartis ha ampliado su compromiso para ayudar a lograr la eliminación de la lepra, con una donación de un valor estimado de 22,5 millones de dólares, esperando llegar a 850 mil pacientes.

“La Fundación Novartis involucra
a las administraciones desde la planificación, hasta la implementación y el desarrollo
de sus iniciativas”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales