De las subastas al Pacto-PIB: los enigmas en Farmacia del nuevo Gobierno

No parece descabellado que el PSOE sume los 176 votos necesarios para reformar el copago, como pide desde 2012
Herramientas
Madrid
|
01 jun 2018 - 15:00 h
|

¿Podrá la votación que se ha llevado por delante al Gobierno hacer lo mismo con la reforma sanitaria? A primera vista, no parece descabellado pensar que el principal caballo de batalla del PSOE desde 2012 —reformar el copago farmacéutico manteniendo la exención para jubilados y recuperación la universalidad en la atención sanitaria— sume los 176 votos necesarios. Cabe recordar que hace escasas semanas, durante el debate de una moción presentada por el portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Jesús María Fernández, el PSOE consiguió una amplia victoria sobre una batería de propuestas que en la práctica implicaría la derogación del Real Decreto 16/2012 en estas dos medidas. Pero, si bien copago y universalidad han acaparado el grueso de las peticiones socialistas, no son las únicas, ni muchos menos.

Sin lugar a dudas, uno de los grandes interrogantes que en este momento planeará sobre el sector farmacéutico no es tanto quién sustituirá a Dolors Montserrat al frente del Ministerio, sino si el PSOE mantendrá su postura en relación con el Pacto-PIB. Siempre se ha mostrado en contra, y una de las primeras decisiones podría ser ponerle punto y final.

En la misma situación se encuentra la posibilidad de hacer nacionales las subastas andaluzas. Es otra de las apuestas que en mayor o menor grado han defendido figuras en el PSOE durante los últimos años. La última, muy recientemente, ha sido la secretaria de Sanidad del partido, María Luisa Carcedo.

Muy vinculado a las reclamaciones sobre el copago farmacéutico por renta están las referidas a los 417 medicamentos que fueron desfinanciados en 2012. En las últimas semanas, han acaparado la actualidad la solicitud del grupo socialista de ejecutar los artículos 93 y 94 de la Ley de Garantías y la negativa del Ministerio a hacerlo. Nada se interpone ahora en el camino.

Más allá, y además de otras preguntas que sin duda se repiten una y otra vez desde la aprobación de la moción (¿Qué pasará con los decretos de Precios de Referencia y de Precios y Financiación? ¿Cuánto tardará en lanzarse la nueva oferta de Pacto sanitario?), toca abrir otro capítulo de reflexión en el apartado de Farmacia, que hace referencia a qué ocurrirá con ciertos aspectos que también serían barridos con la derogación del Real Decreto-Ley 16/2012.

Ello implicaría, primero, volver a los criterios establecidos en el 9/2011 respecto a las denominadas ‘ayudas VEC’ para las farmacias que no alcanzan una facturación pública mínima. Así, solo podrían beneficiarse de ellas las que estén en un entorno rural. Otro efecto sobre las farmacias sería la supresión de la obligación actual de que las residencias de más de 100 plazas sean abastecidas por un servicio de farmacia hospitalaria o cuenten con depósito propio.

Twitter
Suplementos y Especiales