Opinión

El Gobierno controlará la partida de medicamentos toda la legislatura

Temas relacionados:
Herramientas
Editor de EG
|
06 may 2019 - 08:00 h
|

Un 6% de Sanidad vs el PIB es lo que tendremos al final de esta legislatura, insuficiente para las CC.AA.

<p>El Gobierno controlará la partida de medicamentos toda la legislatura</p>

De manera periódica, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia libera un informe con recomendaciones sobre las bondades supuestas de liberalizar la farmacia. A nuestros vecinos franceses les pasa lo mismo. Al final, no pasan de ser decenas de recomendaciones, más o menos argumentadas. También la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) hace sus informes, el último aún por liberar, cuyo contenido recomienda un mayor control sobre el gasto con cargo a receta médica (farmacia). La novedad es que el Gobierno lo ha remitido a Bruselas dentro del Programa de Estabilidad 2019-2022. Las subastas nacionales se erigen como la forma de sustraer el margen que se lleva la farmacia con los descuentos de genéricos, un margen que la AIReF quiere para el Estado. Lo que les faltaba al 40% de farmacias con dificultades económicas: que se les sustraiga más dinero, ya que las subastas nacionales impedirán que las farmacias puedan beneficiarse de los descuentos de los genéricos. Se trata de una de las 5 medidas propuestas que serán efectivas desde 2019 y hasta 2022, permitiendo un ahorro total que sitúe la inversión en Sanidad vs el PIB en un 6%; eso es todo lo que ofrecerá a la Sanidad los presupuestos para los próximos años. Por mucho que hablemos de financiación autonómica, se trata del certificado de defunción de la esperanza de contar con más recursos para Sanidad, que es la principal partida presupuestaria de cada Gobierno autonómico. Entre las medidas que se pondrán en marcha, figuran también la revisión de los precios de referencia, un mayor control de la prescripción (“protocolos de seguimiento farmacoterapéutico”) o el control de las desviaciones de gasto en farmacia. Sin duda, controlar la prescripción es más lesivo que el copago de rentas bajas como elemento disuasorio que sufre el paciente; el propio médico deja de prescribir si le complican mucho la vida. Sí parece que tendremos evaluación farmacoeconómica y que se incluirá en los IPT, lo que es razonable.

La partida de recetas en Farmacia es sólo la primera parte. La AIReF analizará en este año el gasto público en medicamentos hospitalarios. Se antoja complicado para la innovación.

Twitter
Suplementos y Especiales