FEFE ve a la farmacia como ‘actor clave’ en las campañas de vacunación

Herramientas
Madrid
|
08 may 2018 - 15:00 h
|

La Federación de Empresarios Farmacéuticos Españoles (FEFE) considera que las vacunas son algunos de los medicamentos más eficaces para la prevención de enfermedades transmisibles y, sin duda, los más efectivos en relación con el coste, y por ello, apoya todas las acciones del sistema sanitario público para conseguir las más altas cotas de cobertura vacunal, mediante campañas de vacunación. Sin embargo, la realidad indica que cada año quedan sin vacunar en torno a 80.000 niños, y la cobertura vacunal de adultos y personal sanitario es claramente insuficiente.

Hasta el momento, no todas las vacunas han estado disponibles en las farmacias, e incluso algunas han estado limitadas, denegadas, o desabastecidas, bajo la falsa idea de que los servicios de prevención son una competencia del sistema público, haciendo abstracción que unos 9,2 millones de españoles están acogidos a seguros sanitarios privados.

FEFE realiza este manifiesto a partir de los datos que facilita el Observatorio del Medicamento y que revelan que entre los años 2012 y 2017 el mercado de las vacunas ha aumentado en las farmacias, sin embargo, el crecimiento se debe fundamentalmente a la vacuna del meningococo B, mientras que otras vacunas se mantienen estables o descienden como es el caso de la varicela.

Hay que destacar que la vacuna del tétanos ha permanecido ausente de las farmacias prácticamente por completo en estos años por lo que no ha sido posible satisfacer la demanda de urgencia en adultos durante largos periodos de tiempo, llegando en algún caso a tener que vacunar a adultos con la vacuna DTP. En las farmacias solo se han dispensado 328,600 unidades de la vacuna de la gripe, una cantidad muy inferior a la demanda de muchos adultos y profesionales sanitarios. En la última campaña solo se obtuvo una cobertura del 55,5% que es claramente insuficiente. Una mayor disponibilidad de las vacunas en las 22.000 farmacias españolas conseguiría aumentar las tasas de cobertura vacunal, y la difusión de información en las farmacias permitiría, mejorar las campañas de vacunación del sistema sanitario público.

La Federación añade finalmente que “la capilaridad de las farmacias en España es la más alta del mundo y por las 22.000 farmacias españolas pasan 2,3 millones de ciudadanos cada día. Estas cifras señalan claramente a las farmacias como establecimientos sanitarios en los que la disponibilidad de vacunas, y la difusión de campañas, pueden corregir las carencias actuales de nuestro sistema público de prevención.

Entendemos que las oficinas de farmacia son los puntos adecuados para disponer de todas las vacunas en condiciones adecuadas para su dispensación bajo prescripción médica, gracias al excelente sistema de distribución que proporcionan las Cooperativas y Almacenes de Distribución en nuestro país.

Twitter
Suplementos y Especiales